EL MOVIMIENTO PUEDE PRECIPITAR EL RELEVO DEL PRESIDENTE

Enel prepara la conversión de Endesa en una filial

La compañía italiana que se hizo con Endesa plantea convertir ahora la división española en una filial. El movimiento tiene una motivación de ahorro económico y pretende trasladar la central de compras a Italia. La decisión podría implicar el retirar de cotización el 8% de Endesa que todavía se negocia en la bolsa española, algo que Enel ha negado tradicionalmente. Endesa asegura que no le consta el movimiento. 

El presidente de Endesa, Borja Prado (dcha), junto al consejero delegado y director general de Enel, Fulvio Conti.
El presidente de Endesa, Borja Prado (dcha), junto al consejero delegado y director general de Enel, Fulvio Conti. EFE

Enel, la compañía italiana que compró Endesa, estudia ahora convertirla en una de sus filiales, según han revelado a Vozpópuli fuentes de la entidad. Su intención es ahorrar la carga de los costes estructurales que la eléctrica española conlleva. Endesa ha ingresado 16.696 millones de euros en el primer semestre pero sólo ha consolidado a su matriz 1.146 millones en el primer semestre del año, un 11% menos que el ejercicio anterior.

El movimiento tiene tres pasos inmediatos que afectan tanto a la acción como a la compañía y su estructura: puede suponer terminar con la cotización de Endesa en España, implica el traslado de estructuras internas a Italia, como la central de compras de la empresa y, como consecuencia de todo ello, implicaría también el relevo del Presidente, Borja Prado. Endesa asegura que no le consta oficialmente el movimiento italiano. 

La opción de convertir a Endesa en una filial pasa por retirar de la bolsa española el 8% del capital de la eléctrica que todavía cotiza en el parqué madrileño. Enel ha negado tradicionalmente su intención de hacer ese movimiento, pero la caída del precio de la acción y la penalización que le imponen las medidas regulatorias del Gobierno (que la propia eléctrica española estima en más de 100 millones de euros anuales) han convertido esa posibilidad en una opción más asequible para la italiana. 

De hecho, Endesa ha perdido más de la mitad de su valor en bolsa, pasando de cotizar a 38,7 euros por acción a poco más de 15 euros por acción lo que, al mismo tiempo, abarata su exclusión de la bolsa más de un 50%. 

La segunda consecuencia para la estructura de la eléctrica implica el traslado a Italia de la central de compras, con el objetivo de ahorrar costes estructurales. Enel ha aplicado ya medidas para recortar esos gastos. De hecho, según los resultados del primer semestre, la eléctrica española ha conseguido un 4% de ahorro de costes fijos mediante programas de eficiencia con Enel lo que ha supuesto un ahorro de 46 millones de euros.

Enel ha conseguido, además, ahorros por la vía de las sinergias y la aplicación de planes de eficiencia (el conocido como plan “Zenith”) con los que prevé ahorrar 1.100 millones en 2012.

En tercer lugar, en términos corporativos, también significaría la eliminación del puesto del Presidente de la compañía, Borja Prado.

Endesa rechaza oficialmente la intención

Endesa asegura oficialmente que “Enel no ha anunciado su intención de dar ese paso”, asegura un portavoz de la compañía que asegura que la eléctrica española no ha recibido ninguna indicación de que se vaya a dar ese paso.  

Fuentes del mercado afirman, sin embargo, que la operación tendría una ventaja adicional para la empresa italiana: evitaría el control que sobre Endesa ejerce ahora la CNMV como regulador español. “El movimiento daría, pues, a los italianos un margen de libertad extraordinario”, afirman esas fuentes. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba