Empresas

El Gobierno estudia otorgar la residencia a inversores saudíes que acrediten tener activos en España valorados en 500.000 dólares

El Gobierno español estudia aprobar una serie de medidas por las que se conceda la residencia permanente en el país a inversores saudíes que acrediten tener activos en España. La propuesta, realizada por la representación del país asiático en el Consejo Hispano-Saudí, auspiciado por las Cámaras de Comercio de ambos países, ha sido muy bien recibida por el Ejecutivo español. Una amplia delegación de empresarios saudíes acudirá a España a mediados del próximo mes de septiembre para tratar de cerrar las negociaciones.

El príncipe saudí Salman bin Abdul Aziz Al Saud, en un encuentro con Rajoy en 2012
El príncipe saudí Salman bin Abdul Aziz Al Saud, en un encuentro con Rajoy en 2012 GTres

Empresarios e inversores de Arabia Saudí, aglutinados en el Consejo Hispano-Saudí, organismo patrocinado por las Cámaras de Comercio de ambos países, plantearon una serie de propuestas a sus colegas españoles para facilitar el flujo de inversiones hacia nuestro país, entre las que se encontraba el otorgar la residencia permanente a aquéllos que acreditaran tener propiedades y activos en España. Y la idea parece haber calado hondo en el Gobierno cuando se le ha dado traslado.

De esta forma, el Ejecutivo que preside Mariano Rajoy se está planteando muy seriamente la adopción esta y otras medidas que faciliten la llegada de inversores saudíes a España, los cuales han mostrado un interés muy fuerte por determinados sectores como el inmobiliario, uno de los más castigados por la crisis, el industrial y el energético.

La propuesta se puso encima de la mesa en un encuentro entre las delegaciones de los dos países en el Consejo Hispano-Saudí que tuvo lugar durante el pasado mes de mayo. En él, Abdullah Al Rasheeed, nuevo presidente de la sección saudí del organismo, transmitió el deseo de muchos empresarios e inversores de su país de lograr la residencia permanente en España, una circunstancia que les serviría de gran ayuda a la hora de llevar a cabo importantes inversiones en el país.

Al encuentro también asistió la delegación española, al frente de la que se encuentra Rafael Benavent, presidente del Grupo Keraben, así como el embajador de Arabia Saudí en España, el príncipe Mansour bin Khalid Al Saud. En la reunión, el Consejo expuso su plan para los próximos tres años, cuyo pilar fundamental es la profundización en las relaciones empresariales entre ambos países y reducir las distancias que, en muchas ocasiones, hay entre los empresarios españoles y saudíes.

Reunión clave en septiembre

En este sentido llegó la propuesta relacionada con la concesión de la residencia y, de acuerdo con lo que manifestó Al Rasheed a la prensa local, la receptividad del Gobierno española ha sido máxima.

Hasta el punto de que el próximo encuentro que celebrará el Consejo, a mediados del próximo mes de septiembre en Madrid, puede ser clave para que la propuesta tome carta de naturaleza. A la reunión acudirá una amplia delegación de empresarios saudíes compuesta de al menos 70 miembros, que tratará de perfilar los detalles de la propuesta.

De acuerdo con las conversaciones que han tenido lugar hasta la fecha, la residencia se concedería a inversores saudíes que pudieran acreditar que cuentan con propiedades y activos en España valorados en medio millón de dólares (algo más de 380.000 euros al cambio actual). 

No obstante, el encuentro también servirá para explorar nuevas posibilidades de negocio en España. Los empresarios saudíes están muy interesados en determinados sectores por los que están dispuestos a echar el resto.

Conexión con el AVE La Meca-Medina

Las relaciones empresariales entre España y Arabia Saudí experimentaron un gran salto con la adjudicación del proyecto de línea de alta velocidad La Meca-Medina a un consorcio compuesto en su práctica totalidad por empresas españolas, algunas de ellas públicas como Renfe, Adif e Ineco. El contrato está valorado en algo más de 6.000 millones de euros y fue conseguido en dura pugna con el consorcio francés. 

Los responsables saudíes del Consejo han valorado también el hecho de considerar a España como un país amigo, toda vez que las relaciones bilaterales han mejorado de forma significativa desde la llegada de la democracia a España.

Una circunstancia en la que también ha pesado la gran amistad que une a las familias reales de ambos países. De hecho, mucho se habló del papel de Su Majestad el Rey Juan Carlos en el proceso del llamado 'AVE de los Peregrinos' hasta el punto de considerarlo como un espaldarazo definitivo para la adjudicación.

Por otra parte, el Gobierno está buscando compradores para los activos que ha puesto a la venta, la mayoría de los cuales son inmobiliarios, uno de los sectores que más interesan a los inversores saudíes. Si finalmente Moncloa toma la sugerencia de los empresarios y les facilita la residencia permanente la llegada de las operaciones será sólo cuestión de tiempo. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba