Empresas

Bruselas suspende a España por frenar las renovables y no recortar sus emisiones de CO2

El frenazo a las renovables pasa factura de cara a Europa. Un informe de la Agencia de Medio Ambiente alerta de que España se queda atrás en el cumplimiento de los objetivos de energías verdes y recorte de emisiones.

Parque eólico frente a las costas españolas.
Parque eólico frente a las costas españolas. EFE

Acaba de ver la luz el último informe de la Agencia Europea de Medio Ambiente sobre el grado de cumplimiento de los estados miembros de los objetivos de recorte de las emisiones de gases de efecto invernadero, impulso a las energías renovables y eficiencia energética y España no sale bien parada.

Después de años de importantes avances por parte de nuestro país, el ritmo de progreso en esos avances ha decaído. Los últimos datos que maneja la Agencia son de 2012 y ya se percibe que España incumplirá sus objetivos de recorte de emisiones de CO2 y de aportación de las renovables en el mix energético si no toma medidas urgentes para cambiar esta tendencia.

Según estos datos, España ahora mismo suspende en dos de los tres objetivos, dado que, al menos, en términos de eficiencia energética, las metas fijadas son alcanzables al ritmo actual.

En lo referente al recorte de emisiones contaminantes, sin embargo, España, al igual que Alemania, Luxemburgo, Polonia, Austria, Bélgica, Finlandia e Irlanda, "son estados miembros que no están bien encaminados para cumplir sus objetivos" en 2020. "Estos estados miembros tendrán que diseñar y aplicar nuevas medidas o utilizar los mecanismos de flexibilidad para lograr sus metas", señala el informe de Tendencias y Perspectivas en Europa 2014: Control del Progreso de los estados miembros de la UE para la consecución de los objetivos en materia de clima y energía para 2020.

España, al igual que Alemania, Polonia, Austria o Bélgica, entre otros, se ha quedado atrás y "no van bien encaminados para cumplir sus objetivos" en 2020, afirma la Agencia

Eso sí, queda el triste consuelo del mal de muchos, ya que otros seis estados (Bulgaria, Italia, Letonia, Lituania, Holanda y Eslovenia) están aún peor, pues corren el riesgo de incumplimiento y deben aplicar las medidas comprometidas con celeridad.

En el tema de la aportación de las energías verdes al mix de producción de electricidad en cada país, España, que había sido un modelo a seguir en toda Europa, empieza a perder posiciones en el nivel de cumplimiento de sus compromisos.

El informe de la Agencia señala que España, junto a Irlanda y Portugal, no ha logrado el objetivo que se fijó en su plan nacional para 2012 y muestra "progresos insuficientes para alcanzar la meta de 2020", aunque en este caso también los hay peores: Francia, Malta y Holanda.

El informe no recoge aún los efectos provocados por las medidas aplicadas por el Gobierno de Rajoy en la reforma energética, que ha asestado un duro golpe al desarrollo y los ingresos de las energías renovables. Ha habido muchos días en los últimos dos años que más del 50% de toda la energía que se ha producido en España provenía de fuentes renovables, especialmente de la eólica, pero los expertos consideran que el hachazo aprobado por el Ejecutivo podría recortar esta aportación en un futuro.

La situación empeorará cuando la Agencia analice 2013 y 2014, por el efecto negativo que tendrá en España el ajuste renovable impuesto por el Gobierno de Rajoy

No porque la eólica no siga entrando en el mix, que seguirá haciéndolo dado que su aportación es obligatoria para el sistema y además muy necesaria, sino porque habrá tecnologías que dejarán de desarrollarse por el ajuste de los ingresos. Fuentes renovables como la fotovoltaica o la termosolar están heridas de muerte para el futuro y su aportación prevista en el mix tendrá que revisarse a la baja. Esto influirá inequívocamente en la meta establecida, es decir, que el 20% de toda la energía producida en 2020 sea renovable.

El único aprobado que se lleva España, por ahora, es en materia de eficiencia energética, al situarse en el grupo de los 17 países de la UE que han logrado una reducción de su consumo energético suficiente para alcanzar el objetivo de 2020. Por su parte, Austria, Bulgaria, Francia, Lituania, Malta, Holanda, Polonia, Bélgica, Estonia, Alemania y Suecia son los estados miembros que se han quedado más retrasados.

La Agencia analiza periódicamente cómo evoluciona cada país, después de que se hayan relajado y flexibilizado los objetivos, que antes eran individuales y ahora son colectivos.

Según el reparto interno acordado por la UE, España debe aumentar la cuota de energía que consume de renovables hasta el 20% en 2020 y recortar un 10% las emisiones de sectores como el transporte, la vivienda o la agricultura respecto a los valores que tenía en 2005.

En el conjunto de la UE, las emisiones de gases de efecto invernadero se redujeron en 2013 un 1,8% en relación con los niveles de 2012, y están ya en torno a un 19% por debajo de los niveles de 1990. Esa reducción conjunta se situará en 2020 por encima del 21%, sobrepasando así el objetivo fijado en el 20%, según las estimaciones de la Agencia con los datos actuales. 

Y en renovables, el ritmo en general también va bien, aunque algunos países como España suspenden a día de hoy. Con una cuota de aportación de las renovables del 14% sobre el total del consumo energético en 2012, la UE se ha adelantado también a la trayectoria prevista para lograr el objetivo del 20%, según el informe.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba