Empresas

Commerzbank hunde a Colonial al vender un 4% en plena búsqueda de inversores

Inmobiliaria Colonial recibió un serio revés de uno de sus principales accionistas, el banco alemán Commerzbank, que colocó en el mercado cerca de un 4% del capital de la compañía española en apenas cinco sesiones, durante la segunda semana de junio. El movimiento provocó una fuerte caída de las acciones de la inmobiliaria, superior al 20% en aquella semana, en plena búsqueda de inversores para tratar de encarar el proceso de refinanciación de su deuda.

Pere Viñolas (izq.), consejero delegado de Colonial, y Juan José Bruguera, presidente
Pere Viñolas (izq.), consejero delegado de Colonial, y Juan José Bruguera, presidente

Aviso para Colonial. Uno de sus principales accionistas, el banco alemán Commerzbank, desplomó la cotización de la inmobiliaria durante la segunda semana de junio, cuando se desprendió en el mercado de casi el 4% del capital de la compañía. En esos días, los títulos de Colonial perdieron más de un 21% y su precio se quedó en el entorno del euro, en el que aún se encuentra en la actualidad.

Todo ello en medio de la intensa búsqueda por parte de Colonial de inversores que deseen participar en la ampliación de capital que la inmobiliaria busca poner en marcha desde hace algún tiempo, con el fin de poder afrontar con garantías el proceso de refinanciación de la deuda.

Así, durante la segunda semana de junio Colonial experimentó un fuerte incremento en el volumen de contratación de acciones, un movimiento relacionado con la maniobra de Commerzbank. A través de brokers como Renta 4 y Banesto, entre otros,  la entidad germana colocó algo más de ocho millones de acciones de Colonial en el mercado. En apenas cinco sesiones, las acciones de la inmobiliaria se desplomaron más de un 21%.

A finales de la semana pasada, Commerzbank comunicó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) la venta algo más de un millón de acciones. Sin embargo, se trataba tan sólo del último de los paquetes que había vendido, con el que su participación en Colonial se situaba por debajo del 15%, hecho que motivó la comunicación al organismo supervisor de los mercados.

¿Un aviso preventivo?

El hundimiento de la cotización de la inmobiliaria en tan breve periodo supone un contratiempo para la estrategia de la compañía a la hora de buscar inversores con vistas a la ampliación de capital que quiere poner en marcha para afrontar su refinanciación.

Después de que Grupo Villar Mir no pudiera presentar una oferta para hacerse cargo de esta ampliación, Colonial optó por poner a la venta su filial francesa Société Fonciere Lyonnaise (SFL), aunque las primeras estimaciones de ofertas han provocado cierto desencanto en la inmobiliaria con sede en  Barcelona, mientras que Villar Mir trata de buscar una alternativa para entrar en la compañía.

Fuentes del sector apuntan a que la maniobra de Commerzbank, que a la vez de socio es acreedor y que convirtió en acciones bonos que suscribió en el marco de una refinanciación anterior, podría ser un aviso para que los ejecutivos de Colonial fueran más activos a la hora de promover el futuro de la compañía, que pasa en todo caso por la entrada de dinero fresco.

Los socios actuales no están dispuestos a volver a poner dinero en la compañía, lo que complicaría una refinanciación que, en cualquier caso, cuenta con el problema de la situación de Asentia, filial que aglutina los activos de suelo y residencial, que atraviesa una delicada situación que no ha derivado en quiebra al aprovechar Colonial una serie de modificaciones normativas que minimizaban los efectos de contar con un patrimonio neto negativo.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba