La compañía ha nombrado este año nuevos presidentes para sus filiales más importantes

Florentino coloca a su ‘alter ego’ José Luis del Valle al frente de Clece para culminar la restructuración de ACS

En apenas unos meses, ACS ha movido pieza en la cúpula de sus principales filiales. El grupo constructor, que se encuentra inmerso en un año complicado por la salida del capital de Iberdrola que está protagonizando, ha culminado el proceso con el relevo en la presidencia de su unidad de medio ambiente Clece, de la que aún controla más del 75%, al frente de la cual estará José Luis del Valle, persona de absoluta confianza del presidente, Florentino Pérez.

Florentino coloca a su ‘alter ego’ José Luis del Valle al frente de Clece para culminar la restructuración de ACS
Florentino coloca a su ‘alter ego’ José Luis del Valle al frente de Clece para culminar la restructuración de ACS

Hasta cuatro de las principales filiales de ACS han cambiado de presidente en los últimos meses. El último caso ha sido el de Clece, al frente de la cual el grupo ha situado como presidente a José Luis del Valle, secretario del consejo de administración del grupo y ‘alter ego’ de Florentino Pérez.

Antes llegaron los cambios en la unidad de concesiones Iridium, la cabecera de medioambiente Urbaser y también en Dragados. Un cambio éste obligado por el hecho de que su hasta entonces presidente, Marcelino Fernández Verdes, está centrado en su labor como hombre fuerte de la constructora alemana Hochtief, de la que ACS controla algo más de un 50%.

Sin duda, 2012 será recordado como uno de los años más complicados de la historia de ACS. Las tensiones financieras en torno a la compañía ha provocado su salida parcial del capital de Iberdrola, una fuerte apuesta por el control de la eléctrica que lleva camino de convertirse en un foco de fuertes minusvalías.

Además, ACS también ha tenido que llevar a cabo numerosas refinanciaciones de su deuda ante las dificultades para vender activos, especialmente los relacionados con el sector de energía renovables. La elevada prima de riesgo de España y las turbulencias de los mercados han hecho que los costes del servicio de deuda se hayan incrementado de forma considerable para la compañía que preside Florentino Pérez.

En busca de blindaje

Una situación que se ha visto reflejada en bolsa, donde las acciones de ACS han llegado a situarse en mínimos de los últimos ocho años, además de perder definitivamente la condición de mayor constructora de España por capitalización bursátil en favor de Ferrovial.

Con este complicado panorama, Florentino Pérez no ha perdido oportunidad para tratar de blindarse en el consejo de administración de ACS, por el que se han extendido las dudas después de tan turbulenta racha. La restructuración persigue igualmente poder centrarse en Hochtief, cuyo proceso de fusión con la española se está acelerando desde Madrid al contemplarse como una posibilidad para poder acudir a los mercados en busca de liquidez con mayor facilidad.

José Luis del Valle sustituye al frente de Clece a Cristóbal Valderas, que también ejercía el cargo de consejero delegado de la empresa de servicios. En busca de liquidez, ACS trató de vender Clece, aunque sin éxito porque tan sólo logró colocar algo más de un 23% de su capital al fondo de capital riesgo Mercapital, por lo que el grupo constructor prosigue manteniendo su control.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba