LA GENERALITAT DEFIENDE QUE EL PROYECTO ES DE INTERÉS GENERAL

Mas sale al rescate de La Caixa y asume los terrenos de Barcelona World hasta que aparezcan inversores

La Generalitat ha salido al rescate de La Caixa por los terrenos que está previsto que alberguen el mayor centro lúdico y de casinos del sur de Europa, el proyecto denominado Barcelona World que pretende ubicarse entre las localidades tarraconenses de Salou y Vilaseca, muy cerca de Port Aventura. O lo que es lo mismo, Artur Mas se sitúa como garante de los terrenos poniendo el interés público como aval de los intereses privados del presidente de la fundación bancaria de La Caixa. 

El presidente de Caixabank, Isidre Fainé, junto a Artur Mas.
El presidente de Caixabank, Isidre Fainé, junto a Artur Mas. EFE

El Gobierno catalán que preside Artur Mas ha asumido la responsabilidad de los terrenos después de que el empresario valenciano Enrique Bañuelos, en nombre de la inmobiliaria Veremonte, decidiera este miércoles no ejecutar la opción de compra por los terrenos hasta que no quede claro el plan urbanístico que todavía debe aprobarse y que concretará la inversión definitiva en los distintos resorts lúdicos que conformarán Barcelona World

“Hemos decidido asumir la responsabilidad de los terrenos porque la Generalitat defiende que este proyecto es de interés general”, han asegurado a Vozpópuli fuentes del Ejecutivo catalán para justificar este paso al frente dado por el Gobierno catalán tras el portazo que dio Veremonte como inversor privado. 

Detrás de este proyecto está el hecho de que los terrenos pertenecen a La Caixa, para quien será una jugosa solución

Apoyo público de la Generalitat

Así pues, el proyecto cuenta ahora con “todo el apoyo” de la administración catalana. Pero este apoyo no es gratuito y va más allá del “interés general” que en muchas ocasiones esgrimen los políticos para justificar la implicación de recursos públicos en proyectos cuya sostenibilidad debe ser exclusivamente privada. Y es que detrás de este proyecto lúdico –de casinos y centros de ocio parecidos a un inmenso parque de atracciones, que Cataluña ya tiene muy cerca con Port Aventura- está el hecho de que los terrenos pertenecen a La Caixa. “Lo que está claro es que Barcelona World es una jugosa solución para La Caixa porque podrá vender los terrenos que ahora están en desuso y que cuentan con árboles y matorrales y un campo de golf y dar salida a una zona que si no tuviera una recalificación para el uso lúdico no serían rentables”, explica un hotelero de la zona que prefiere guardar el anonimato. 

El Govern ha manifestado con esto que sigue apostando por BCN World. El consejero de Empresa y Empleo, Felip Puig, ha expresado su ''convicción'' de que, sea cuál sea el resultado final que tenga la operación del grupo Veremonte del empresario Enrique Bañuelos, el Govern seguirá ''apostando' por este proyecto empresarial en los terrenos adyacentes al parque temático de Port Aventura. 

La Generalitat firma una opción de compra con La Caixa

Para Puig se trata de una iniciativa que ''tiene recorrido porque hay inversores y operadores''. El conseller se ha mostrado convencido de que con esta base empresarial, este proyecto verá ''la luz a lo largo de los próximos meses de 2015''. Puig ha hecho estas declaraciones sin conocer la decisión de Veremonte de no ejecutar la opción de compra sobre los terrenos propiedad de La Caixa. Después de que se conociera la decisión, el consejero de Economía, Andreu Mas-Colell, ha anunciado que el Govern firmará este jueves con La Caixa una opción de compra de un año y medio de duración por la que el Institut Català del Sòl (Incasòl) gestionará los terrenos del CRT mientras se concretan los inversores. En declaraciones a los medios, ha explicado que esta solución para seguir adelante con el proyecto tiene "coste cero" para la Generalitat y servirá para que se lleve a cabo de forma más coordinada y efectiva. 

Mas-Colell asegura que esta solución para seguir adelante con el proyecto tiene "coste cero" para la Generalitat y servirá para que se lleve a cabo de forma más coordinada y efectiva

Asimismo, ha afirmado que el procedimiento para construir el macrocomplejo de turismo y ocio se enmarca en la "continuidad y normalidad, conforme estaba previsto", que ya se ha hecho la ley de juego y se ha iniciado el proceso de licencias de casinos, y está en trámite el plan urbanístico, que se prevé aprobar a primeros de julio de 2015.

Piden parar el PDU 

La plataforma Aturem BCN World ha vuelto a pedir a la Generalitat que paralice los trámites para aprobar el PDU y que derogue la ley que permite desarrollar el proyecto. En un comunicado ha afirmado que la "retirada de Veremonte" confirma que "hasta ahora se ha estado especulando con el valor del suelo" de estos terrenos. 

"La ley fue requerida expresamente por el grupo Veremonte, después de su retirada, el Govern debería iniciar la derogación de la actual ley", ha afirmado la entidad, que ha recordado que el grupo promotor se comprometió a comprar los terrenos cuando se aprobara la norma. "La Generalitat no puede esperar a aprobar el PDU para saber quién invertirá en el proyecto, hacerlo sería hipotecar los terrenos con un futuro muy incierto", ha concluido. 

Por esta razón, la Generalitat y La Caixa se han apresurado este jueves a escenificar un acuerdo tras el plante de Bañuelos y Veremonte. El gobierno catalán y La Caixa han firmado el contrato para las 150 hectáreas del Centre Recreatiu i Turístic (CRT) donde está previsto ubicar Barcelona World. El importe que el Govern se compromete a conseguir una vez se superen los 18 meses de la opción de compra es de 110 millones de euros, tal como ha revelado el coordinador del proyecto y director del Incasòl, Damià Calvet. 

La firma del acuerdo ha seguido el ritual de un gran evento, dirigido por el conseller de Economia, Andreu Mas-Colell, y al que ha asistido Lluís Rutllan, presidente ejecutivo de Lumine, firma propietaria de gran parte del suelo del CRT anexo al parque de atracciones de Port Aventura. En la misma mesa también estaba el secretario de Presidència, Jordi Vilajoana, y el director adjunto del banco, Marcelino Armenter. Mas-Colell ha subrayado que se trata de "un paso más" de una "larga colaboración" en el desarrollo del CRT que comenzó "hace más de 20 años". Este acuerdo llega después de que Veremonte no hiciera efectiva el miércoles su opción de compra por 377 millones y responde al "interés público" de la iniciativa, según ha opinado Damià Calvet. 

Una vez comprobado si las cuatro empresas preseleccionadas siguen interesadas, tendrá que ser la Generalitat quien obtenga de los operadores los 110 millones comprometidos a La Caixa

La intención que esgrime la Generalitat es que “actuará de gestor" para favorecer que se implanten una serie de complejos turísticos integrados que atraigan al turismo de negocios, según la versión oficial. Tras este año y medio, y una vez se haya comprobado si las cuatro empresas preseleccionadas en la primera fase siguen interesadas, tendrá que ser la Generalitat quien obtenga de los operadores los 110 millones ahora comprometidos a La Caixa por parte del gobierno catalán. 

Como se intuía hace semanas, Veremonte se retiró de la compra de esas hectáreas propiedad deLa Caixa, y pocas horas después salió la Generalitat a anunciar que hoy mismo se iba a firmar un acuerdo con el banco para gestionar ese suelo. 

Veremonte se retira de la compra

“Hemos decidido no comprar porque no sabíamos qué podríamos hacer finalmente en ese espacio”, se justificaba el miércoles el presidente de Barcelona World, Xavier Adserà. Los 377 millones de euros que Veremonte se comprometió a desembolsar hace ahora dos años delante del propio presidente catalán, Artur Mas, han supuesto una gran losa financiera y según se asegura desde Veremonte la inmobiliaria no ha logrado reunir los fondos por parte de inversores internacionales para asumir el pago de los terrenos. Durante todo este tiempo han asegurado que estaban buscando inversores para afrontar este gasto aunque Adserà admitía que hace mucho tiempo que advirtieron al Govern de que si no conocían con detalle qué podrían hacer en los terrenos del Centre Recreatiu i Turístic (CRT) se desvincularían de la compra del suelo aunque no del proyecto de casinos, hoteles y tiendas de lujo dela Costa Daurada, aunque aseguran que siguen interesados por el proyecto. 

Este acuerdo servirá para garantizar que, a través del Incasòl –la empresa pública de gestión del suelo autonómico-, la Generalitat gestionará ese suelo durante el próximo año y medio. A finales de 2015 se conocerá el plan urbanístico y se aclararán los usos de los terrenos que son propiedad de La Caixa y se conocerá si, por ejemplo, podrán albergar edificios y promociones residenciales al margen del uso lúdico. En ese momento las empresas seleccionadas podrán comprar el suelo a la Generalitat siempre que no se haya producido una rebaja en el precio de los mismos por parte del mercado.

La sociedad de Enrique Bañuelos asegura que sigue adelante con su participación en el proyecto del macrocomplejo de ocio y fuentes de la empresa han explicado que no descartan adquirir los terrenos más adelante. Adserà ha calificado de poco probable que algún otro inversor quiera ahora adquirir estos terrenos para los que La Caixa lleva tiempo buscando un comprador. "Costará que alguien pague ese precio", ha vaticinado durante una entrevista con ACN. 

Además, el suelo sólo representa entre el 10% y el 15% de la inversión total por un macrocomplejo de estas características. En cualquier caso, ha recordado que de surgir un comprador, éste "tendrá que hablar" con su consorcio, que cuenta con empresas precalificadas con opción a desarrollar complejos hoteleros en el interior de BCN World: Melco, Hard Rock, Caesars, Value Retail, Melià y Port Aventura. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba