Empresas

Un informe del FROB asegura que es más barato liquidar el Valencia que venderlo a La Caixa

Oliver Wyman realizó un estudio del cierre de la entidad con una horquilla de entre 5.600 a 7.400 millones. Sólo la capitalización de la entidad, sin las ayudas que pueda recibir La Caixa, suman 5.500 millones. El EPA puede suponer otros 4.350 millones extra.

Fachada de la sede del Banco de Valencia
Fachada de la sede del Banco de Valencia

Bruselas abogó por la liquidación. Las cifras incitaban a la liquidación. Sin embargo, Luis de Guindos prefirió la venta del Banco de Valencia a su desaparición. Así lo sigue defendiendo el ministro de Economía pese a reconocer que el FROB encargó un informe a Oliver Wyman que demostró que el coste de la liquidación de la entidad valenciana era inferior a lo que ha supuesto su venta final a La Caixa.

El estudio de la auditora reveló que el proceso de desaparición de la entidad valenciana tendría un precio que se movería en una horquilla entre 5.600 millones a 7.400 millones. Sólo las dos inyecciones de capital que efecutará el Estado suman 5.500 millones. La entidad valenciana recibió una primera línea de capital de 1.000 tras su intervención, hace poco más de un año. La segunda inyección, de 4.500 millones, se producirá este jueves, con cargo a los fondos europeos provenientes del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE).

A esos 5.500 millones, hay que sumar la cuantía que recibirá La Caixa, su nuevo dueño, en forma de ayudas para cubrir la pérdida sobre una determinada cartera de préstamos. En total, el Esquema de Protección de Activos concedido a la entidad presidida por Isidro Fainé obligará al Estado a cubrir el 72,5% de un volumen de créditos por valor de 6.400 millones. Esta cartera crediticia integra una partida de 1.400 millones relativa a determinados pasivos contingentes y otra de 5.000 millones relativa a préstamos a Pymes. En caso de deterioro de todos estos préstamos cubiertos por el EPA, el Estado, en definitiva los contribuyentes, tendría que realizar un desembolso adicional de 4.300 millones. En ese caso, la operación de venta rondaría los 10.000 millones.

Tres expertos independientes valoraron la liquidación del Valencia en 6.340 millones. La operación de venta, con las ayudas a La Caixa, se moverá entre 6.160 millones a casi 10.000 millones

Según los datos de Oliver Wyman, que defienden tanto en Economía como en el Banco de España, la pérdida esperada de la cartera cubiera por el EPA no superará los 660 millones. Sin embargo, dado el crecimiento imparable de la tasa de morosidad, con especial incidencia en los créditos al consumo y a Pymes desde los últimos meses, las ayudas a La Caixa superarán la cantidad determinada por Wyman. A todas esas cifras, hay que sumarle el traspaso de los activos tóxicos inmobiliarios del Valencia a la Sareb, lo que indudablemente aumenta el coste de la operación.

Incluso dando por buenas las cifras que maneja Economía, y aceptando que las pérdidas de la cartera cubierta por el EPA no superarán esos 660 millones, la venta es mínimamente más barata (6.160 millones) que el precio de liquidación calculado por otros tres expertos independientes contratados por el FROB. La medida de las estimaciones de estas tres firmas señalan un importe de valor liquidativo de 6.340 millones.

Economía manejó la desaparición del Banco de Valencia hasta pocas semanas antes de su venta. La liquidación, como ha sucedido en otros países europeos, hubiera asegurado los depósitos de los clientes en otra entidad, una vez adelgazado el banco con el traspaso del ladrillo al banco malo y la venta de todo tipo de negocios y participadas. Su red y plantilla se hubieran reducido paulatinamente, conforme a las exigencias de Bruselas para la liquidación de entidades. 

Economía manejó la vía de la liquidación hasta pocas semanas antes de anunciarse la compra por parte de la entidad catalana

"Frente a esta opción de liquidación", explicó ayer Guindos en la Comisión de Economía del Congreso, "la opción de la venta de la entidad se empezó a considerar en septiembre, y desde entonces se completaron los pasos de due diligence, de puesta a disposición de información financiera a los potenciales compradores y de recepción de ofertas".

La Caixa ha sido la última entidad que ha gozado de un EPA para la adquisición de una entidad nacionalizada, según reiteran en Economía. Sin embargo, entre los potenciales compradores de Catalunya Caixa, la próxima entidad en ser subastada, se considera complicado que se pueda colocar la entidad sin la existencia de esas ayudas.

"Es cierto que cuando se ponga a la venta, Catalunya Caixa estará recapitalizada y saneada gracias a la Sareb. Pero habrá otros riesgos que no estarán cubiertos y que será complicado que quiera asumirlos un comprador", señalan desde un par de entidades.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba