Empresas

Dragados pide al Ayuntamiento suspender la concesión de Tetuán por no poder acabar a tiempo las obras

La constructora de ACS tiene 18 meses para concluir el desarrollo del Paseo de la Dirección sin penalización económica pero no le dará tiempo. La argucia servirá para negociar una compensación económica con los nuevos responsables del Ayuntamiento.

Florentino Pérez.
Florentino Pérez. EFE

La operación urbanística por la que se reurbanizará el Paseo de la Dirección, en el distrito madrileño de Tetuán, continúa envuelta en polémica. Dragados, la adjudicataria del proyecto, ha solicitado en los últimos días la suspensión temporal de la concesión en algunas zonas del desarrollo con el pretexto de que resta parte del suelo sin liberalizar. La intención de la compañía es, en realidad, forzar una negociación con el Ayuntamiento de Madrid, toda vez que no podrá cumplir con el plazo de 18 meses de que dispone para concluir las obras. Dragados está a la espera de la respuesta del Consistorio.

La concesión estuvo suspendida mientras se tramitaba la reforma del Plan Parcial que sirvió para cambiar el proyecto original, toda vez que Dragados se negó a seguir con el original porque la crisis había hecho que no le resultara rentable y exigió al Ayuntamiento el reequilibrio patrimonial.

Las negociaciones, iniciadas en 2011, concluyeron con un acuerdo favorable da Dragados que, a cambio de los 176 millones de euros que pagó en 2007 para hacerse con la concesión, obtendrá una mayor superficie de suelo urbanizable y, además, con calificación de protegido.

La suspensión de la concesión se levantó apenas hace tres semanas, con lo que comenzó a contar el plazo de 18 meses de que dispone la compañía para terminar el proyecto, una prórroga, toda vez que las obras deberían haber finalizado ya en 2013. Consciente de que será imposible cumplir con esos plazos y, por lo tanto, podría ser penalizada económicamente, Dragados ha decidido solicitar una nueva suspensión.

Compensación económica

Fuentes conocedoras de la situación aseguran que la intención de Dragados es forzar una nueva negociación con el Ayuntamiento de Madrid, que acaba de cambiar de manos. Las negociaciones para modificar las condiciones de la concesión se llevaron a cabo a lo largo de la última legislatura, en la que el Partido Popular contaba con mayoría absoluta en el Consistorio. Ahora, el poder está en manos de Ahora Madrid, con el apoyo del PSOE y Dragados se enfrenta a un interlocutor que no conoce, por lo que ha optado por ganar algo de tiempo.

Las modificaciones en el Plan Parcial han permitido que la reurbanización del Paseo de la Dirección, cuyo deterioro a lo largo de los últimos años en los que las obras han estado detenidas es más que evidente, sea más barata, lo que hace que Dragados justifique una mayor compensación en forma de suelo para promover.

Sin embargo, lo que ahora podría buscar sería una contraprestación económica para lo cual quiere forzar la negociación.

Herramientas de presión

La suspensión de la concesión afectaría tan sólo a una fase del proyecto. En otra, la más próxima a la calle Marqués de Viana, el reinicio de las obras tan sólo está pendiente de que Dragados obtenga los permisos oportunos para la necesaria desviación del tráfico.

Estas autorizaciones también están en el aire ya que, si el Ayuntamiento termina por concederlas, la concesionaria tendría en su mano otro resorte para presionar al Consistorio: si paraliza las obras en ese punto, el caos circulatorio que provocará podría extenderse en el tiempo mucho más de lo previsto.

“Lo más probable es que el Ayuntamiento se niegue a suspender temporalmente la concesión. Las partes están condenadas a sentarse y entenderse”, apuntan las citadas fuentes. Mientras, las interminables obras del Paseo de la Dirección también parecen condenadas a sufrir nuevos retrasos y paralizaciones.

Diligencias de la Fiscalía

La tensión también ha aumentado tras conocerse que la Fiscalía de Madrid ha abierto diligencias de investigación sobre la concesión y las sucesivas modificaciones que se han llevado a cabo. Por el momento, el Ministerio Público ha solicitado abundante documentación al Consistorio, lo que podría acabar en una judicialización de la concesión.

La duda estriba en si el presidente de ACS, Florentino Pérez, podrá seguir moviéndose por los pasillos del Ayuntamiento de Madrid con la misma soltura que en los últimos lustros.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba