Empresas

Arabia Saudí no asume "ninguna responsabilidad" por la suspensión de la licencia de Técnicas Reunidas

La agencia estatal de inversiones relaciona la "retirada" del permiso de operación al grupo español con la no comunicación por su parte de una joint venture previa con un socio local. La decisión se tomó el pasado 20 de noviembre.

Un foro de inversiones organizado recientemente por la agencia estatal de inversiones, Sagia.
Un foro de inversiones organizado recientemente por la agencia estatal de inversiones, Sagia. Mohammad Bahareth

Arabia Saudí "tiene derecho a retirar la licencia" de operación a Técnicas Reunidas en ese país "sin asumir ninguna responsabilidad" por esa decisión, ya que así lo establece la legislación local para las inversiones extranjeras en caso de incumplimiento de la normativa por parte del solicitante. Así lo subraya la agencia estatal de inversiones saudí (Sagia, por sus siglas en inglés) en la resolución que determina la suspensión, a la que ha tenido acceso este diario.

Dicha resolución, escrita en árabe, destaca que la empresa española aportó "información errónea" al solicitar la licencia de operación para Tecnicas Reunidas Saudi Arabia (TRSA), porque "no ha declarado que hay otra compañía, Técnicas Reunidas Gulf", con la que el grupo operaba previamente en el país, a través de una joint venture con una compañía local, Hazem Husseini. La licencia de TRSA data de marzo de 2011, aunque el grupo español lleva cerca de una década presente en el país.

La relación con Hazem Hussein acabó mal: según el portal Middle East Business Intelligence (Meed), que adelantó la suspensión de la licencia al grupo español, ambos exsocios mantienen abierto un contencioso en un tribunal de arbitraje con sede en Ginebra. Y una queja del grupo saudí parece haber sido el detonante de la suspensión.

La Sagia no habla de "suspensión" del permiso, sino de "retirada"

La resolución, con número de referencia 33730, no habla de "suspensión" de licencia, sino de "retirada", aunque un portavoz de Técnicas Reunidas aseguró la semana pasada a Meed que se trata de una “suspensión pendiente del envío de información adicional”.

La empresa que fundó y preside el exministro José Lladó no ha querido hacer más declaraciones sobre un asunto que apenas ha tenido impacto en su cotización bursátil y que no parece haber despertado inquietud alguna en el Ministerio de Exteriores. Fuentes del grupo tampoco comentan el resultado de las gestiones realizadas por su consejero delegado e hijo del fundador, Juan Lladó, que se desplazó a Riad junto con un equipo de asesores nada más conocer la decisión de la Sagia.

La resolución de la agencia estatal de inversiones tiene fecha 20 de noviembre (6 del 1 de 1434, en el calendario musulmán). Apenas unos días antes, el 15 de noviembre, el grupo anunció su último gran contrato, por importe de unos 700 millones de euros y adjudicado, precisamente, por Arabia Saudí.

El país, una monarquía absolutista en la que grandes empresas nacionales han logrado contratos multimillonarios en los últimos años gracias, en buena medida, a las excelentes relaciones del régimen de Abdalá bin Abdelaziz con la Casa Real española, es un mercado crucial para Técnicas Reunidas. 

Hasta la fecha, el grupo, que empezó a operar en Arabia Saudí en 2002, ha logrado catorce grandes contratos en el país, muchos de ellos, adjudicados por la petrolera estatal Saudi Aramco. Hasta septiembre, el país suponía un 43,3% de su cartera de pedidos hasta 2015, equivalente a casi 2.700 millones de euros. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba