Empresas

Franco (Ibercaja) prometió a Caja 3 retomar la fusión el mismo día que la rompió

El presidente de Ibercaja telefoneó en la mañana del martes a Ruiz de Mencía para advertirle de la nueva situación del proceso.

Amado Franco, presidente de Ibercaja.
Amado Franco, presidente de Ibercaja. EFE

Fue una promesa de reencuentro antes de que siquiera el proceso estuviese roto. "Esta tarde vamos a romper la fusión en la reunión del Consejo. Las negociaciones entre nosotros las retomaremos en unas semanas". Así discurrió la conversación telefónica que mantuvieron en la mañana del martes Amado Franco, presidente de Ibercaja, con su homónimo de Caja 3, Vicente Ruiz de Mencía, según fuentes del sector. Por la tarde, el proyecto a tres, junto a Liberbank, moría a través del hecho relevante que la primera entidad aragonesa enviaba a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En el ánimo de los responsables Ibercaja y Caja 3 está conformar una gran entidad financiera aragonesa, después de que el banco presidido por Ruiz de Mencía quede saneada por las ayudas públicas, como adelantó el pasado jueves Vozpópuli. De hecho, fuentes del sector no descartan que Franco intente conseguir el mismo esquema utilizado en la fusión de Unicaja con Banco CEISS, para evitar que Caja 3 sea puesta en subasta dentro de unos meses.

Además de motivos políticos, también existen razones estratégicas para que Ibercaja quiera retomar la fusión con la entidad liderada por la CAI. "Quiere protegerse ante Kutxabank, que está deseosa de crecer en el mercado aragonés", explican desde el sector, que no descarta que la entidad presidida por Mario Fernández intente la compra de algún paquete de red que la CAI pueda poner en venta para reducir sus necesidades de capital, cifras por Oliver Wyman en 779 millones.

En la entidad presidida por Ruiz de Mencía se confía en limitar ese déficit al entorno de los 500 millones, una vez transferidos los activos tóxicos al banco malo. Además, se trabaja en la búsqueda de inversores privados para reducir al máximo la cuantía de las ayudas públicas. Sin embargo, en el sector no se descarta que la entidad pueda acabar nacionalizada.

En el Gobierno ya no esconden que Caja 3 se convertirá en la quinta entidad que pase a ser gestionada por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), junto a Bankia, Catalunya Caixa, Novagalicia y el Banco de Valencia. "Podían haber llegado a ser seis si Unicaja hubiera roto la fusión con CEISS (la ficha bancaria de Caja España-Duero)", explican fuentes gubernamentales.

Los contactos se reanudarán una vez que las dos entidades tengan la aprobación del Banco de España de los planes de recapitalización individuales que han remitido al supervisor a lo largo de la pasada semana.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba