Empresas

El consejo de ACS decidirá en tres semanas si entrega un dividendo complementario

El presidente del grupo, Florentino Pérez, explicó a los analistas que éste es uno de los puntos del día de la próxima reunión del consejo de administración de la compañía, que se celebrará el 21 de marzo. ACS suspendió el dividendo a cuenta de resultados debido a los números rojos que refleja su balance de 2012.

Florentino Pérez, en la provincia china de Cantón
Florentino Pérez, en la provincia china de Cantón GTRES

ACS no cierra del todo la puerta a la llegada de una retribución al accionista en forma de dividendo complementario. El presidente de la compañía, Florentino Pérez, aclaró a los analistas que la decisión final se tomará en el próximo consejo del grupo constructor, que se celebrará el 21 de marzo.

En esta reunión, en la que se formularán las cuentas anuales y se fijará fecha y orden del día para la junta de accionistas, también se tomará una decisión sobre la forma de entregar dicha retribución, si finalmente se otorga. El pasado ejercicio, ACS adoptó la modalidad de dividendo flexible, de forma que el accionista podía elegir entre cobrarlo en efectivo o bien en títulos de la compañía.

La suspensión del dividendo a cuenta de resultados, anunciada por ACS a mediados del pasado ejercicio, ocasionó un gran quebranto a buena parte de los principales accionistas de la compañía, algunos de ellos muy apalancados, ya que con esta partida atendían el servicio de la deuda. Los más afectados fueron los financieros Alberto Alcocer y Alberto Cortina, los Albertos, que vendieron parte de su participación en ACS mientras que otro paquete de acciones fue ejecutado por la banca acreedora, sobre todo por entidades nacionalizadas como Banco de Valencia.

También se vio penalizado el grupo turístico Iberostar, que entró en el grupo en máximos históricos y que ha visto como el valor de su participación se ha reducido en casi un 60%. Además, la compañía de la familia Fluxá está en pleno proceso de refinanciación para lo que prepara una ampliación de 150 millones de euros.

El propio Florentino Pérez, cuyas compras de acciones de ACS han sido casi siempre llevadas a cabo recurriendo a la deuda, también se encuentra entre los más perjudicados por la ausencia de dividendo.

Reducir deuda

En la conferencia con analistas para desglosar los resultados de 2012 presentados ayer, ACS señaló que se marca como objetivo continuar reduciendo su endeudamiento neto -que a cierre de 2012 se situaba en 4.952 millones-, para que éste se sitúe en aproximadamente 3.000 millones de euros a cierre de este ejercicio, para lo que la compañía proseguirá su política de desinversiones.

En concreto, y de cara a 2015, la compañía prevé realizar desinversiones en activos no estratégicos, entre los que se incluyen aeropuertos, parques eólicos, plantas termosolares, autopistas, desaladoras, activos inmobiliarios, servicios, un par de líneas eléctricas en Brasil y la red de fibra óptica de Leighton, filial de la constructora alemana Hochtief, o la externalización de algunos contratos de maquinaria.

En cuanto a la venta de renovables, el presidente de la compañía, Florentino Pérez, ha explicado que las distintas regulaciones en materia energética han perturbado las expectativas de venta de estos activos, que ya no añaden valor, y aunque en materia eólica la regulación está más despejada la nueva ley del sector eléctrico que se espera no va a facilitar la venta.

De hecho, la compañía ha provisionado 300 millones en materia de renovables.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba