Empresas

ACS pincha en el exterior: pierde un gran contrato en EEUU y se retira de otro en Inglaterra

El mercado internacional, la gran apuesta de ACS para el futuro tras el abandono del abordaje a Iberdrola, se le está resistiendo al grupo español de construcción, servicios e infraestructuras, que ha visto como se quedaba sin uno de los grandes contratos en el exterior, el del puente Goethals, en Nueva York. La compañía ya tuvo que renunciar al concurso para la construcción del nuevo puente sobre el Hudson por problemas financieros. Recientemente, también tiró la toalla en el proceso para la construcción de un hospital en Reino Unido.

ACS pincha en el exterior: pierde un gran contrato en EEUU y se retira de otro en Inglaterra
ACS pincha en el exterior: pierde un gran contrato en EEUU y se retira de otro en Inglaterra

La apuesta de ACS por los mercados internacionales, ante el parón que ha registrado la licitación pública en España y la alianza con su participada Hochtief, está sufriendo algunos varapalos inesperados. La última mala noticia ha llegado desde EEUU, uno de los mercados en los que el grupo español está dispuesto a echar el resto.

Así, al consorcio liderado por la compañía que preside Florentino Pérez se le ha escapado un contrato en cuyo proceso figuraba como uno de los favoritos. Se trata del diseño y construcción del puente Goethals, que conectará los estados norteamericanos de Nueva York y New Jersey. El contrato, valorado en unos 1.500 millones de euros, ha ido a parar al consorcio liderado por el conglomerado australiano Macquarie.

EEUU es uno de los mercados que ACS ha señalado como clave en su proceso de internacionalización. Sin embargo, este no es el primer revés que la compañía ha sufrido en territorio norteamericano. El pasado verano, el grupo se bajó a última hora del proceso para adjudicar un contrato para la construcción del nuevo puente sobre el río Hudson, valorado en casi 4.000 millones de euros y en el que diversos equipos de ACS llevaban trabajando muchos meses.

Sin embargo, los problemas del grupo español para cerrar la financiación de la oferta le hizo desistir de presentarla. En este proceso, de las cuatro ofertas que llegaron a la recta final del proceso, la de ACS fue la única que no llegó para competir en la fase definitiva del concurso.

Desde Reino Unido tampoco llegan buenas noticias para la compañía. Iridium, la filial de concesiones del grupo, se ha retirado a última hora de la licitación para la construcción de un hospital en el área de Tessidde, con una población superior a los 350.000 habitantes. El contrato está valorado en unos 375 millones de euros. Iridium era la única compañía no británica que había llegado hasta la fase final del proceso.

La apuesta de ACS por los mercados internacionales se ha intensificado desde que tomó definitivamente el control de la constructora alemana Hochtief, con la que ha estrechado lazos para estar presente en las principales plazas del mundo.

La compañía germana abrió el horizonte a ACS, especialmente en la zona de Asia-Pacífico y en Australia, a través de Leighton, la filial local de Hochtief.

Desde que ACS inició su salida del capital de Iberdrola, en abril del pasado ejercicio, la estrategia de la empresa se ha dirigido a ampliar su presencia en los mercados internacionales, un movimiento motivado también por el parón en la licitación de obra civil en España.

Por cierto, dos directivos de Hochtief han dimitido con carácter inmediato de sus puestos por "visiones divergentes sobre las políticas empresariales". Los dimisionarios son Wolfgang Homey y Ullrich Reinke, respectivamente, director financiero y responsable de infraestructuras en la junta directiva de Hochtief Solutions, la mayor división dentro de la sección europea de la empresa alemana.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba