LA SANGRÍA DEL PARO

Canarias, destino vacacional, destruye más empleo que nadie tras la Semana Santa

El archipiélago, la segunda región con más paro (32,28%) y dependiente al 70% del turismo, cerró abril con más de 5.000 desempleados. La subida de tasas aeroportuarias hundirá más a las islas. 

Un grupo de turistas toma el sol en la playa de Maspalomas, al sur de Gran Canaria.
Un grupo de turistas toma el sol en la playa de Maspalomas, al sur de Gran Canaria. Ted and Jen (Flyckr)

Iniciada en Túnez en enero de 2011, la Primavera Árabe, las revueltas que sacudieron y sacuden el mundo árabe, se presentó como el maná turístico que aliviaría la situación de las Islas Canarias por la inestabilidad en la cuenca sur del Mediterráneo. Pero no solo no ocurrió nada parecido –el archipiélago cerró el año pasado con un aumento del turismo del 18% y un repunte del paro de casi el 9%, hasta el 30,93%-, sino que, cuando España crea empleo en meses fructuosos como lo fue el pasado abril, Canarias lo destruye. Y a un ritmo paranormal.

Según los datos del Ministerio de Empleo presentados el viernes, 6.632 personas abandonaron en abril las listas de paro en España. No es que sea un gran dato –se trata del tercer peor dato de este mes tras los de 2008 y 2009, cuando la crisis golpeaba muy duro- debido a que las contrataciones temporales suelen subir en abril por la coincidencia con la Semana Santa. Pero hay cosas que son inexplicables: Canarias, destino vacacional por excelencia, destruyó en el mismo periodo 5.053 puestos de trabajo, dejando el paro en la comunidad en el 32,28%, solo por detrás de Andalucía.

Ciertamente, es una cifra incomprensible para la Semana Santa, puente en el que el clima peninsular no fue precisamente cálido, a diferencia, como es lógico, del canario. Diez comunidades crearon empleo. Canarias lideró la destrucción.

Subida de tasas aeroportuarias

Los malos datos bien puede decirse que fueron previstos por Exceltur, el lobby de las grandes empresas turísticas. Exceltur avisó a principios de abril de que la subida de las tasas aeroportuarias prevista en los Presupuestos Generales de 2012 –esta patronal calcula que el incremento será del 50,3 % en el caso de Madrid-Barajas por 12,9 % en los aeropuertos de Gran Canaria y Tenerife Sur- puede reducir en 230.000 el número de visitantes que arriban a las islas.

No obstante, todavía está por estudiar cuánto afectó el aumento al archipiélago: entre abril y septiembre de 2011, sin la subida de tasas y con la primavera árabe en pleno fervor, Canarias solo logró recortar el paro en 5.000 personas, para luego incrementarlo en 7.000 de septiembre a octubre. El turismo aporta el 70% del PIB insular. Pero tampoco genera empleo. El futuro de las siete islas se presenta muy oscuro pese al clima siempre benévolo.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba