EL PASIVO ESTATAL

Trenes y aeropuertos se comen más de la mitad de la deuda de las empresas públicas

Renfe, Adif o Aena cerraron 2011 con un pasivo cercano a 35.000 millones de euros, mientras que la deuda total es de 60.000 millones. Renfe prevé un 2012 con beneficios por primera vez en su historia.   

Personal de mantenimiento del AVE Madrid-Valencia, pasa ante un vagón con el logotipo de Renfe en la estación valenciana de Joaquín Sorolla.
Personal de mantenimiento del AVE Madrid-Valencia, pasa ante un vagón con el logotipo de Renfe en la estación valenciana de Joaquín Sorolla. EFE

La deuda privada (323% del PIB) es, dicen, el gran problema de España; pero también hay deuda pública que, de tan gruesa, viene a ser inasumible. Las empresas públicas adeudan unos 60.000 millones de euros, pero ésta es una cifra engañosa: solo tres de estas sociedades concentran 35.000 millones, más de la mitad del pasivo total.

Las tres dependen de Fomento y heredan un pasado reciente de vino y rosas. La deuda de Renfe Operadora, Adif y Aena se come más del 50% de los 60.000 millones que deben todas las empresas públicas. Es el legado más claro de los desmanes que se han producido con la Alta Velocidad (AVE), que llega a muchos puntos del sur y del Levante catalanoparlante, pero que margina el norte del país. Y con la proliferación de aeropuertos, que, sumados (47), casi coinciden con el número de provincias.

Renfe anuncia beneficios

Pormenorizadamente, la deuda de Renfe Operadora asciende a 5.235 millones de euros, la de Adif (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias) a 8.745 euros y la de Aena a 15.000 millones. Otras partidas ferroviarias y aeroportuarias dan para alcanzar esos 35.000 millones.

Sorprende, así pues, el anuncio que se desprende de los Presupuestos Generales del Estado para 2012 sobre Renfe Operadora. De hacer caso a los números, Renfe entraría este año en beneficios por primera vez en su historia, con 66,84 millones de euros (en 2011 perdió 100 millones). Esto se consigue con la eliminación de la ayuda de 600 millones que el Estado entregó el ejercicio anterior al ente estatal. Renfe ya sufrió un tajo de 200 millones en diciembre pasado, con ocasión del primer paquete de recortes de Mariano Rajoy.

Tampoco es desdeñable la evolución financiera de Renfe desde su separación de Adif, el 1 de enero de 2005. De no tener deuda en ese momento, la empresa ferroviaria debe en estos momentos cerca de 6.000 millones de euros. Debido a los tijeretazos, Aena, Adif y Renfe prevén recortar un 6,7% su deuda este año. Las tres han sufrido un importante proceso de ajuste en su cúpula directiva, cuyos altos cargos y sueldos se han visto rebajados. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba