Economía

Draghi valora regar los mercados con otro 'chute' de liquidez para acabar con la baja inflación

El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo ha decidido mantener de nuevo los tipos de interés en el mínimo histórico del 0,25% dejando entrever que hay margen de maniobra para nuevas medidas, sin descartar un programa de compra de deuda. 

Skyline de Fráncfort, donde se sitúa el edificio histórico del BCE
Skyline de Fráncfort, donde se sitúa el edificio histórico del BCE Archivo

El Banco Central Europeo utilizará todas las herramientas no convencionales que tiene a su disposición, "incluyendo un quantitative easing", para acabar con la baja inflación en la zona euro y si esta se convirtiera en deflación. Así lo ha asegurado el presidente del banco central, Mario Draghi, durante su rueda de prensa posterior la consejo de gobierno de la entidad que se celebra el primer jueves de cada mes y en el que se ha decidido mantener los tipos de interés en el mínimo histórico del 0,25%.

"Ha habido una discusión amplia", ha dicho Draghi, para quien el QE ha sido una de las medidas que se han puesto encima de la mesa entre otras muchas. Sin embargo, el italiano ha declarado estar esperando a tener más información. Sin embargo, sí que ha destacado que su "mayor medio" es el estancamiento económico.

En las últimas semanas varios miembros del BCE han dejado entrever que hay margen de maniobra para nuevas medidas, y especialmente relevantes han sido las palabras del presidente del Bundesbank, Jens Wiedmann, quien no ha descartado la posibilidad de un programa de compra de deuda.

Inflación a la baja

Según los últimos datos publicados por Eurostat, la tasa de inflación interanual de la zona euro se ha situado en marzo en el 0,5%, dos décimas por debajo del nivel registrado en febrero y una décima menos de lo previsto, registrando así su lectura más débil desde noviembre de 2009.

Por su parte, el Producto Interior Bruto (PIB) de la zona euro experimentó en el cuarto trimestre de 2013 una expansión del 0,2% respecto a los tres meses anteriores, cuando había registrado una expansión del 0,1%, según la tercera estimación del dato por parte de Eurostat, que revisó este miércoles una décima a la baja su anterior lectura sobre la actividad económica en la región.

La tasa de desempleo en la zona euro se mantuvo estable el pasado mes de febrero en el 11,9%, donde permanece estable desde octubre de 2013 tras las últimas revisiones del dato realizadas por Eurostat, lo que supone una décima menos que el paro registrado en febrero de 2013.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba