Economía

El ladrillo causó un agujero de 1.000 millones al Sabadell, que tapó con la venta de deuda pública

Solvia perdió 1.016 millones en 2013 por su agresiva oferta de precios, en muchos casos por debajo de las provisiones constituidas. Este roto del banco malo provoca unas pérdidas de 648 millones en el grupo que se compensan por las plusvalías logradas por el trading.

Stand de Solvia, inmobiliaria del Sabadell.
Stand de Solvia, inmobiliaria del Sabadell. Banco Sabadell

La evacuación del ladrillo en el Sabadell tiene doble fondo. Su presidente Josep Oliú presume de Solvia. La inmobiliaria vendió 18.501 inmuebles en 2013 generando un volumen de negocio de 3.120 millones. "Se han superado todas las expectativas", confirmó Oliú este jueves en la presentación de resultados anuales. La entidad se había marcado un objetivo de ventas de 16.000 millones por un valor de 2.600 millones. Sin embargo, este éxito comercial ha generado un importante agujero en los resultados del grupo. Solvia cerró 2013 con unos números rojos de 1.106 millones provocados por la agresiva oferta de precios de la inmobiliaria, que ha cerrado muchas operaciones por debajo del precio al que están anotados los activos. La media de los descuentos ha sido del 48% (muchas operaciones superan esa rebaja) lo que ha hundido el margen bruto de Solvia (104 millones en 2012 por tan solo 58 millones en 2013) y elevado sus pérdidas (801 millones en 2012 frente a los 1.016 millones del pasado ejercicio).

El roto en Solvia pone en evidencia las cuentas del grupo si se separan sus cinco unidades de negocio. Las millonarias pérdidas de su banco malo generaron unas minusvalías de 648 millones en el grupo a cierre de 2013 tras las menores aportaciones de las divisiones de banca comercial (254 millones), banca corporativa (79 millones), banca privada (9 millones) y gestión de inversiones (25 millones). Así, Sabadell salva los números rojos por el espectacular incremento (170,8%) de la partida de resultado de operaciones financieras que alcanza los 1.479 millones. Crecimiento que viene soportado mayoritariamente por las plusvalías de 927,8 millones generadas por la venta de cartera de activos financieros disponibles para la venta (deuda pública española). A lo largo de 2013, Sabadell se ha deshecho de un total de 7.000 millones de títulos de deuda soberana, de los que 3.000 millones se vendieron a lo largo del último trimestre, cuando más demanda (y mayores beneficios) ha generado.

"Este tipo de operaciones (venta de deuda pública) corresponden al negocio tradicional. Sabadell no ha tenido que realizar ningún tipo de operación extraordinaria o atípica para salvar su cuenta de resultados", explican desde la entidad. Si se descuentan las plusvalías generadas por la venta de las carteras de deuda soberana, el ROF (resultado de operaciones financieras) del Sabadell apenas se incrementa en cinco millones con respecto a 2012.

De esta manera, el banco presidido por Oliú cerró 2013 con unos beneficios de 247,8 millones, triplicando el resultado de 2012. Entonces, el banco catalán firmó unas ganancias de 81,8 millones merced a la inestimable aportación de la CAM. De hecho, Sabadell se apuntó un fondo de comercio negativo de 933 millones que salvó de las pérdidas al grupo.

Sabadell se deshizo de un total de 7.000 millones de su cartera de deuda soberana española. En el último trimestre vendió 3.000 millones en títulos de deuda pública

"2013 ha sido un año no ordinario en este respecto (trading)", aseguró Oliú en la presentación a analistas. "No me atrevería a decir que podemos llegar a un tercio de lo que hemos hecho en 2013 (927 millones), pero una cantidad cercana parece probable", confirmó el presidente del Sabadell.

Los directivos de la entidad catalana confían en que este ejercicio marque el inicio del incremento de la rentabilidad del grupo, una vez que Sabadell ya tiene tamaño, una importante base de clientes (6 millones), una plataforma eficiente y se espera que las exigencias de provisiones disminuyan. De hecho, en 2013, Sabadell destinó un total de 1.736 millones a dotaciones, de los que 380 millones correspondieron al ejercicio de reclasificación de préstamos refinanciados. "Hay que volver a tasa de rentabilidad normales que nunca serán las del pasado porque los ratios de capital exigidos actualmente son mucho mayores que los del pasado", explicó Oliú.

En este sentido, Sabadell presenta un confortable nivel de capital del 10,1% según Basilea III fully loaded, tras la reciente ampliación de capital. "Es un nivel muy positivo", confirman sus directivos, que también lanzaron un mensaje positivo sobre la evolución de la tasa de mora en 2014. "Se ha producido una inflexión muy ligera en el stock de morosos. No podemos decir que sea definitiva, pero sí que se ha iniciado el proceso para la contención del crecimiento de la tasa de mora", confirmó Jaime Guardiola, consejero delegado del grupo. La mora del Sabadell se situó a diciembre pasado en el 13,63% (11,13% sin reclasificaciones), sin considerar los activos afectados al esquema de protección de activos de la CAM.

La entidad alicantina, precisamente, ha sido quien ha cargado exponencialmente de ladrillo al Sabadell, especialmente en la costa mediterránea. Para acelerar la salida de las promociones en la costa, la entidad catalana ha lanzado un canal internacional y ha comenzado a trabajar con agentes comerciales en Reino Unido y Rusia. Esta decisión ha reportado 1.872 viviendas vendidas a extranjeros no residentes en 2013.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba