El Gobierno ha ofrecido al PSOE pactar el nombre del subgobernador

Rubalcaba tiene en vilo a Campa y a Soledad Núñez por su negativa a negociar por separado las vacantes en el Banco de España

El todo o nada al que juega el secretario general del PSOE es criticado por buena parte de su equipo, donde se considera que sería un error desperdiciar el ofrecimiento del Gobierno de designar al subgobernador del Banco de España.

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, atiende a los periodistas.
El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, atiende a los periodistas. EFE

La falta de comunicación entre Mariano Rajoy y Alfredo Pérez Rubalcaba está provocando impaciencia entre aquellos ex altos cargos que formaron parte de la etapa Zapatero y ahora aspiran a encontrar un puesto relevante en las instituciones. Es el caso de la ex directora general del Tesoro Soledad Núñez, del ex director de la Oficina Económica Javier Vallés y del ex secretario de Estado de Economía José Manuel Campa.

A los tres les gustaría auparse al segundo sillón del Banco de España, el que ocupa ahora Francisco Javier Aríztegui, cuando Miguel Angel Fernández Ordóñez salga en julio por la puerta pequeña del majestuoso edificio de la calle Alcalá. El puesto de gobernador es muy goloso porque permite acceder a información de primera mano sobre lo que se cuece en las principales entidades financieras del país, máxime en un momento tan convulso como éste.

El Gobierno intentará recomponer el acuerdo no escrito roto por el PSOE por el que la oposición designa al subgobernador

Hace quince días, el ministro Luis de Guindos mantuvo una breve conversación con parte del equipo económico del PSOE al que expuso su intención de restablecer el acuerdo no escrito por el cual el Gobierno nombra al gobernador del supervisor y la oposición al subgobernador. Este acuerdo fue roto por los socialistas en la legislatura pasada. La oferta, echa en tono informal, fue muy bien recibida por el ex ministro Valeriano Gómez, pero cuando más tarde se la trasladó a Rubalcaba éste impuso un criterio que es el que rige de momento en Ferraz: el PSOE solo aceptará una negociación con el PP en bloque de todas las vacantes institucionales, sobre todo después del desplante recibido en RTVE, donde se va a cambiar la ley para que la oposición no pueda condicionar el nombramiento del nuevo director general.

O todo, o nada, ha dicho Rubalcaba. Y esta posición, según fuentes socialistas, amenaza con echar por tierra la presencia del PSOE en instituciones tan relevantes como el Tribunal Constitucional, el Consejo del Poder Judicial Poder Judicial, el Defensor del Pueblo, el Tribunal de Cuentas o el propio Banco de España.

Mientras no se restablezca la comunicación entre Rajoy y Rubalcaba, aseguran las mismas fuentes, no habrá nada que hacer. Lleva rota desde que el presidente reveló en una sesión de control al Gobierno, hace mes y medio, que había mantenido una reunión secreta con el líder de la oposición. Desde entonces, no han vuelto a hablar.

Un sector del PSOE consideraría todo un triunfo colocar a José Manuel Campa como subgobernador del Banco de España. Campa disfruta de un trato excelente con Luis de Guindos y acaba de ser invitado a Frankfurt por José Manuel González Páramo para asistir a su despedida como miembro del Banco Central Europeo. Páramo, que hace meses sonó como posible gobernador del Banco de España, ha perdido casi todas las posibilidades de acceder al cargo. Su química con Rajoy y con Cristóbal Montoro es nula.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba