Los socialistas defenderán en su oferta electoral una autoridad paralela a la del Banco de España

Sánchez copia de Podemos la apuesta por la banca pública y el vaciamiento de la Sareb

La banca pública tiene muchos detractores en España, pero entre ellos no figuran los actuales dirigentes del Partido Socialista. En su programa electoral no solo ofrecerán su recuperación sino que incluirán también el vaciamiento del banco malo para destinar sus viviendas a familias desahuciadas e impedir su venta a fondos de inversión. Son todas ellas propuestas compartidas con Podemos.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en un mitin de su partido.
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en un mitin de su partido. Gtres

Entre las 15 propuestas de resolución que los socialistas han defendido en el debate del estado de la nación clausurado ayer figura parte del cuerpo de lo que será su programa electoral. Ninguna de ellas ha sido aceptada por el Gobierno y entre las que más destacan figura la de crear una banca pública de inversión “que proporcione financiación a la economía real y combata la sequía del crédito existente”. Con esta iniciativa, el PSOE ve posible dinamizar la economía productiva, crear empleo y consolidar numerosas empresas, reservándole al Gobierno la promoción de políticas sectoriales. Se trata, según la propuesta, de crear “una banca capaz de prestar por sí misma y con capacidad de análisis de riesgo” que estaría regida por un modelo de gobierno corporativo “basado en una gestión profesional” sometido a la “rendición de cuentas”. La proximidad electoral y la presión de Podemos aprietan, hasta el punto de que el PSOE ha importado algunas de sus propuestas.

La banca pública puede resolver el problema del crédito, según el PSOE

La iniciativa del Partido Socialista de resucitar esta banca pública sale a la luz solo seis meses después del relevo en su dirección y cuando todavía no ha sido digerido por las arcas públicas el enorme agujero dejado por las antiguas cajas de ahorro, origen del rescate financiero que ha endeudado al Estado en 42.000 millones de euros, sin contar con los avales, el banco malo y el pago de intereses.

En muy mala consideración debe tener la actual ejecutiva del PSOE al Banco de España –la opinión de Pedro Sánchez sobre el exgobernador Miguel Ángel Fernández Ordóñez ya es conocida– cuando propone también crear una autoridad “macroprudencial” que se ocupe de la “supervisión del sistema financiero en su conjunto” para evitar riesgos sistémicos, preservar su estabilidad y contribuir al crecimiento económico y el empleo. Un trabajo paralelo que el equipo de Pedro Sánchez rescata de una recomendación dirigida a los socios de la UE por parte de la Junta Europea de Riesgo Sistémico (ESRB) cuando en 2011 la solvencia de buena parte de la banca europea estaba bajo sospecha.

El vaciamiento del banco malo

Otra medida que afecta al sistema financiero y, por extensión a todos los contribuyentes, defendida también por la organización de Pablo Iglesias, es el vaciamiento del banco malo. Si el PSOE llega al Gobierno, impedirá por ley la enajenación en lotes de viviendas de promoción pública a fondos especulativos de inversión con el fin de destinarlas a “uso social”. Los socialistas se comprometen a habilitar “procedimientos” que faciliten a las familias que han sufrido un desahucio el uso de las viviendas vacías que proceden de las entidades financieras que han recibido ayudas públicas.

Podemos quiere que las viviendas vacías en manos de los bancos vayan a los desahuciados

La valoración total de los activos inmobiliarios traspasados al banco malo supera los 50.000 millones de euros y si gana Podemos las próximas elecciones generales, tiene claro lo que quiere hacer con ellos: dejar que los pierda el Estado y regalar las viviendas a los pobres, costeadas por todos los contribuyentes. El banco malo tiene un plazo de 15 años para deshacerse de estos activos y venderlos a los inversores interesados. Si gana Pablo Iglesias las próximas elecciones generales, el proceso se detendrá y recuperar este dinero por parte del Estado será misión imposible.

Podemos justifica su propuesta con el argumento de que el banco malo se aprovecha del sector público para favorecer negocios privados, pues opina que la cesión a las comunidades autónomas de una parte de las viviendas para destinarlas a alquileres sociales no soluciona el problema. Por ello, propone la creación de una gran banca pública, se desconoce si de las dimensiones de la que defiende el PSOE, con capacidad para intervenir en la economía, que ponga en manos de la población más necesitada el amplio parque de viviendas del que se deshicieron las entidades financieras hace dos años y medio. Frente a la política que ha promovido el Gobierno de poner “miles de viviendas en manos de fondos especulativos internacionales”, es preciso modificar la naturaleza del banco malo, reza su programa, que ahora linda con el de los socialistas.

Los socialistas proponen impedir por ley la venta de lotes de viviendas a los fondos de inversión

Otra de las medidas que ayer sometió a votación sin éxito el Grupo Socialista y supondría un intervencionismo claro del Gobierno en la empresa privada apuesta por limitar por ley los salarios de consejeros y altos directivos,desincentivar fiscalmente las stock-options y los blindajes y limitar el ratio de la retribución variable respecto a la fija.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba