Economía

España es el segundo país más obediente en la aplicación de reformas según la OCDE

El Gobierno de Mariano Rajoy está entre los más obedientes de la UE a la hora de aplicar las reformas. Lo asegura la OCDE que exige endurecer más la reforma del mercado laboral que --según la organización-- "ha sido menos ambiciosa que los anuncios iniciales"

España, entre los países desarrollados más obedientes
España, entre los países desarrollados más obedientes EFE

España está haciendo un esfuerzo mayor que el de la mayoría de países desarrollados para salir de la crisis. Es lo que concluye la OCDE en su informe sobre reformas económicas para 2013 que asegura que el Gobierno de Mariano Rajoy está entre los más obedientes de la UE a la hora de aplicar las políticas exigidas. Según la OCDE, Grecia, Irlanda, Portugal y España son los países que más han acatado las políticas que se les exigían.

La OCDE asegura que España no sólo ha cumplido más que los demás sino que lo ha hecho en una situación más difícil. Según sus índices, la tasa de paro y la situación social del país dificultaban todavía más el cumplimiento de esas reformas. La organización no menciona que todos los países que han cumplido son, precisamente, los que han solicitado el rescate financiero con una u otra modalidad.

Entre sus recomendaciones para el 2013, la organización utiliza exactamente las mismas palabras que el Presidente Mariano Rajoy cuando sugirió que la prestación por desempleo aumentaba el paro. Según la OCDE “los subsidios demasiado altos o de demasiada duración reducen los incentivos a buscar empleo y pueden empujar al alza los salarios y, potencialmente, elevar la tasa de paro”, concluye el organismo.

A pesar de las políticas ya aplicadas, la organización pide más: asegura que hay que endurecer la reforma laboral y sostiene que debe recortarse el subsidio de desempleo como fórmula para recortar la tasa de paro.

  • Subsidio de desempleo: “Los subsidios de desempleo demasiado altos o de demasiada duración reducen los incentivos a buscar empleo y (…) elevar la tasa de paro”. Con ese diagnóstico, la organización plantea recortar las prestaciones y ligarlas a la búsqueda activa de trabajo y a los cursos de formación. Sin embargo, la organización admite que puede ser “razonable” esperar a que se reduzca el paro antes de aplicar esa medida para evitar que el actual paro que define como “coyuntural” se convierta en “estructural”.
  • Reforma del mercado laboral: La OCDE pide abiertamente permitir el descuelgue de las empresas de los convenios colectivos y por terminar con su prórroga automática. Además, recomienda crear un contrato único "cuya indemnización de despido sea inicialmente baja, pero que aumente gradualmente".
  • Otras reformas pendientes: Entre las demás reformas pendientes, la organización de países desarrollados subraya la liberalización total de horarios comerciales y de ciertas actividades reguladas en la actualidad. De igual modo, pide que se mejoren los sistemas de conciliación y cuidados infantiles para permitir que las mujeres se incorporen a un mercado laboral del que –según la OCDE—siguen “mayoritariamente excluidas”.  

Paradójicamente, el diagnóstico oficial reconoce como punto final que la desigualdad en España supera ya la media tanto comunitaria como de los países desarrollados y admite que esa desigualdad entre los más ricos y los más pobres ha seguido aumentando como consecuencia de esas políticas. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba