Economía

Bayer cierra la compra de Monsanto por 66.000 millones de dólares

Los consejos de la alemana y la estadounidense han aprobado ya la operación, después de que Bayer elevara su oferta a cerca de 60.000 millones de dólares. Se trata de la mayor adquisición en la historia de 150 años del fabricante de la aspirina.

Sede de Monsanto
Sede de Monsanto EFE

La compañía alemana Bayer ha informado este miércoles de que va a comprar el fabricante estadounidense de transgénicos Monsantopor 66.000 millones de dólares (unos 58.929 millones de euros), tras aumentar su oferta. Bayer y Monsanto han firmado un acuerdo de fusión vinculante que permitirá a la alemana hacerse con la estadounidense a un precio de 128 dólares por acción en metálico.

Se trata de la mayor adquisición en la historia de 150 años del fabricante de la aspirina, que tiene una cuota de mercado de productos químicos del 18 %, frente al 26 % de Monsanto. El consejo de administración de Monsanto, así como la junta directiva y el consejo de supervisión de Bayer han aprobado la operación. El último precio de compra de 128 dólares por acción supone una prima del 44% respecto al precio de las acciones de Monsanto al cierre de la negociación del 9 de mayo, víspera de la primera oferta por escrito de Bayer.

La primera oferta de la estadounidense a Monsanto, cuya sede está en San Luis, fue en mayo de 122 dólares (unos 109 euros) por acción en metálico y desde entonces la alemana ha mejorado la oferta en varias ocasiones, hasta 128 dólares hoy, un 5% más. "Esta decisión es un paso importante para nuestra división de agroquímica Crop Science y consolida la posición de Bayer como empresa mundial e innovadora de ciencias biológicas", dijo el presidente de la junta directiva de Bayer, Werner Baumann.

"Con esta transacción logramos un notable valor para nuestros accionistas, clientes, empleados y para la sociedad", añadió Baumann. El presidente y director ejecutivo de Monsanto, Hugh Grant, destacó que "el anuncio es la confirmación de todo lo que hemos logrado y del valor que hemos conseguido para los accionistas de Monsanto". Las acciones de Bayer subían un 4,1 %, hasta 97,13 euros, en la bolsa de Fráncfort tras conocerse el acuerdo de fusión, que todavía deben aprobar las autoridades de defensa de la competencia, algo que se producirá a finales de 2017.

Bayer tiene una capitalización de 79.000 millones de euros y Monsanto de 41.000 millones de euros, según datos de la agencia Bloomberg. Bayer prevé financiar la transacción mediante una combinación de deuda y capital propio, que en este último caso será de 19.000 millones de dólares (16.965 millones de euros). La compañía alemana llevará a cabo una ampliación de capital y tiene garantizada una financiación puente de 57.000 millones de dólares (unos 50.893 millones de euros) de los bancos Bank of America, Merrill Lynch, Crédit Suisse, Goldman Sachs, HSBC y JP Morgan.

"Entramos en una nueva era de la agricultura, con significativos retos, que demandan tecnologías y soluciones nuevas y sostenibles para permitir a los agricultores producir más con menos", dijo el presidente de

Monsanto

Además, Bayer ve un potencial de sinergias de 1.500 millones de euros a partir del tercer año del cierre de la operación. La sede central de la división de semillas de la empresa fusionada y la central en Norteamérica del negocio de agroquímica Crop Science estará en San Luis (Misuri), mientras el área de productos fitosanitarios y la división Crop Science en su totalidad, que factura unos 10.000 millones de euros anuales, estará en la localidad alemana de Monheim.

Expertos financieros consideran que desde el punto de vista estratégico la transacción tiene sentido por la fuerte competencia y que lo más difícil será mejorar la imagen de Monsanto en Europa, por el rechazo a los alimentos manipulados genéticamente. China National Chemical (ChemChina) va a hacerse con el fabricante suizo de semillas y pesticidas Syngenta, en el que también había tenido interés Monsanto pero fracasó, por 43.000 millones de dólares en efectivo.

"Entramos en una nueva era de la agricultura"

Asimismo, las estadounidenses Dow Chemical y DuPont se van a fusionar también. Pero las agencias de medición de riesgos Standard & Poor's, Moody's y Fitch consideran que con esta adquisición Bayer se va a endeudar mucho y se va a adentrar más en el sector de semillas en detrimento del farmacéutico, desvirtuando el que hasta ahora era su perfil. La fuerte presión sobre los costes de las compañías agroquímicas ha generado esta ola de fusiones en el sector en un momento de debilidad en el mercado de materias primas agrícolas.

Pese a las dificultades actuales, Bayer ve potencial de crecimiento y va a invertir 2.500 millones de euros en su sector de agroquímica entre 2017 y 2020. "Entramos en una nueva era de la agricultura, con significativos retos, que demandan tecnologías y soluciones nuevas y sostenibles para permitir a los agricultores producir más con menos", dijo el presidente de Monsanto. Casi el 32 % de la facturación de agroquímica de Monsanto, con 15.000 millones de dólares (unos 13.400 millones de euros), es con herbicidas, y algo más del 68 % con semillas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba