Economía

El Gobierno quiere recaudar 5.000 millones extras con la prórroga del alza del IRPF y otros impuestos

El Ejecutivo replica las mismas políticas que en 2012: más recortes de gasto público que caerá 4,4% (todavía más que el 3,7% del año anterior) y una subida de impuestos con la que espera sumar unos 5.000 millones extras a las arcas públicas. El Gobierno “desindexa” sus pagos. Los pagos de las administraciones públicas dejarán de encarecerse al no revalorizarse automáticamente con el IPC. 

El Gobierno estudia el impacto de sus medidas
El Gobierno estudia el impacto de sus medidas EFE

“La política económica del Gobierno seguirá siendo la misma”. Con esas palabras abrió la presentación del Programa de Estabilidad 2013-2016 la vicepresidenta del Gobierno. Y con esa idea han cerrado las cuentas que los responsables del Ejecutivo han remitido a Bruselas. 2013 será otro año de:

  • Más recortes de gasto público: El Ejecutivo reducirá 7 décimas más el Presupuesto de las Administraciones Públicas para lograr una caída del gasto del 4,4%, frente al 3,7% de 2012. Para los ministerios como Sanidad, Educación o Fomento eso significará otro recorte del 8,9% que se sumará al 16,9% del año pasado.
  • Más subidas de impuestos que –según fuentes del Gobierno—podrían alcanzar los 5.000 millones de euros extras sólo con las medidas presentadas este viernes.

Además de la austeridad en el gasto, la medida estrella para lograr la contención de los pagos es la que se ha bautizado como “desindexación de precios” que se aplicará a concesiones y contratas públicas que, hasta el momento, se actualizaban anualmente con el IPC. El resultado era, explican fuentes de Moncloa, que el pago de cemento y materiales de construcción se dispara a 500 millones de euros, muy por encima del precio de mercado actual de esos materiales.

Desligando sus contratas de la revalorización automática, la Administración Pública espera ahorrar “bastante más de 1.000 millones de euros” en un solo ejercicio, según esas fuentes, que aseguran que en dos o tres meses elaborarán una lista para determinar qué índices se eliminan de la indexación con el IPC y qué otros se ligan a índices alternativos.

La medida, pensada originalmente para la Administración Pública, se extenderá también a ciertos contratos privados todavía por determinar (como el alquiler de inmuebles o el suministro de materias primas) que provocan lo que el Ejecutivo bautiza como subidas de precio “de segunda vuelta”.

Más subidas de impuestos

El Gobierno ha anunciado, además, que la subida del IRPF que debía haber expirado en 2013 se extenderá ahora también a 2014.

El Ejecutivo no ha querido detallar todavía otras subidas fiscales pero, según confiesan a Vozpópuli fuentes de Economía, las nuevas medidas pueden llegar a aportar menos de la mitad de los 11.237 millones que sumaron los “recargos temporales” del año pasado. Para conseguir ese empuje extraordinario a la recaudación, el Ejecutivo confía en que el recargo extra al IRPF que aportó el año pasado 3.525 millones sume ahora “unos 2.500”, según fuentes de Economía.

El resto de subidas fiscales en Sociedades (donde el Gobierno quiere eliminar ciertas deducciones), fiscalidad verde –tal y como adelantó Vozpópuli—e impuestos especiales aportarán hasta 3.000 millones más de lo previsto en 2013.

Bruselas dará el visto bueno el día 29

Las cuentas han sido ya recibidas por Bruseas que comenzará a revisarlas el próximo día 21 y que emitirá un dictamen de conformidad el próximo día 29. La Comisión Europea ha emitido ya una nota en la que se da por enterada de las nuevas cuentas y en la que afirma que los planes de recorte de déficit “son consistentes con el análisis técnico actual realizado por los servicios de la Comisión dentro de lo que sería una equilibrada pero ambiciosa senda de consolidación fiscal, dado el difícil entorno económico”. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba