Economía

La recaudación por Sociedades cae a la mitad en los seis primeros meses del año

Los ingresos por el impuesto a las empresas se despeñan porque Hacienda ha tenido que devolver unos 2.000 millones de más que usó para cuadrar el déficit en 2012. Todo presagia un hundimiento de la recaudación por este concepto a finales de año.

La recaudación por Sociedades se despeña. Si el año pasado en junio Hacienda tenía ingresados unos 4.177 millones, ahora, a las mismas alturas del ejercicio, se ha embolsado sólo la mitad, unos 2.028 millones. ¿Y a qué se debe semejante derrumbe, del orden del 51,4 por ciento, en el recibo fiscal de las empresas durante los primeros seis meses del año?

Según la Agencia Tributaria, en junio Hacienda ha tenido que hacer frente a varios recursos judiciales antiguos, los cuales han supuesto una mengua en su caja por valor de 450 millones. Es decir, las empresas pagaron en su momento, pero recurrieron las actas, y ahora al Fisco le toca devolver. Pero aun así, eso no explica una caída tan bestial, en el entorno de los 2.000 millones. Y para ello hay que fijarse en lo ocurrido a finales del 2012.

De ordinario, en octubre y diciembre se devuelve buena parte de las liquidaciones de Sociedades. Así, por ejemplo, en diciembre de 2010 se retornaron a las empresas casi 3.000 millones. Pero en diciembre de 2011 Zapatero ya recurrió a la treta de traspasar devoluciones al ejercicio siguiente, y sólo abonó unos 930 millones. Un año más tarde, Montoro llevó esta práctica contable al límite y en diciembre únicamente devolvió unos 78 millones.   

De este modo, bajo el Gobierno del PP, en diciembre de 2012 las devoluciones de Sociedades cayeron en picado un 72,4 por ciento, una cifra inaudita y que sólo se explica porque Hacienda retuvo esa liquidez de las empresas con el fin de poder cuadrar las cuentas del Estado al cierre de 2012.

Es más, tan pronto como comenzó el 2013, las devoluciones se dispararon. En enero y febrero aumentaron un 84,1 por ciento y un 81,3 por ciento respecto a los mismos meses del año anterior. En cifras de la Agencia Tributaria, se devolvieron 1.290 millones en enero y 955 millones en febrero. Nunca antes se había dado un volumen tan grande de devoluciones en esas fechas. Y precisamente esos 2.000 millones reembolsados a principios de año son los que justifican que la recaudación de Sociedades se desmorone a estas alturas del ejercicio en un 50 por ciento.

La propia Agencia Tributaria señala que entre enero y junio de 2013 se han reintegrado por Sociedades 2.967 millones más de lo que habitualmente se devuelve en una campaña estándar, frente a los 1.019 millones que se retornaron de más en la primera mitad del año anterior. Es decir, exactamente la diferencia asciende a los 1.952 millones.

Por todo ello, una vez sustraído el efecto de dichas devoluciones valoradas en los 2.000 millones, los ingresos disminuyen un 4,2 por ciento durante los seis primeros meses de 2013, en lugar de desplomarse un 51,4 por ciento.

Y la situación puede agravarse. En 2012, Hacienda elevó las cantidades que anticipan las empresas sin tener en cuenta las deducciones, el llamado pago fraccionado. Se fijaron algunas restricciones que luego las grandes empresas en realidad no tienen a la hora de liquidar, de forma que éstas pagasen por adelantado bastante más sí o sí. Les obligaron a tributar esos pagos fraccionados casi al 30 por ciento, cuando en la práctica tributan en el entorno del 12 una vez aplican todas las deducciones y exenciones. Y todo ello implica que se ha producido un adelanto de ingresos para las arcas públicas que luego el Fisco tendrá que reintegrar al generar liquidaciones negativas. Y aunque el Ejecutivo ha eliminado varias deducciones para que las grandes empresas tributen más y por lo tanto se les devuelva menos, el pago fraccionado desembolsado se calcula en los 2.900 millones y una parte de éstos aún podría lastrar más la caja a partir de julio, cuando se presenten y se diluciden las liquidaciones.

Entre octubre y diciembre de 2012, Hacienda ingresó en sus arcas por Sociedades unos 12.000 millones, casi 6.000 millones más que en el 2011. Gracias a semejante mordisco, la recaudación de Sociedades en 2012 alcanzó los 21.435 millones, un 29 por ciento superior a lo recabado en el ejercicio anterior. Sin embargo, todo presagia que para este 2013 habrá un hundimiento de los ingresos por Sociedades. Se antoja complicado que los adelantos de octubre y diciembre de este año sean capaces de compensar los 2.000 millones en devoluciones; las cantidades que haya que reintegrar por los pagos fraccionados; y la caída de la tributación propia de una coyuntura recesiva… A menos que se vuelva a intentar el traspaso de las devoluciones al año siguiente. Sin embargo, Eurostat ya le dio un serio toque de atención a Hacienda por ello, de modo que salvar este año la recaudación de Sociedades pinta harto difícil.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba