Economía

Guindos veta a Roldán para colocar a Juan José Toribio como presidente de la AEB

El asesor externo de la patronal es el candidato del ministro para presidir la AEB. Ya pensó en él como gobernador. La banca respalda a Roldán, que no se verá afectado por el cambio de la ley de incompatibilidades del BdE anunciada por Guindos. Según el diario 'El País', Roldán ha renunciado a ser el nuevo presidente de la AEB.

Juan José Toribio, durante su intervención en el programa de los desayunos de RTVE
Juan José Toribio, durante su intervención en el programa de los desayunos de RTVE RTVE.

Luis de Guindos no quiere a José María Roldán como presidente de la Asociación Española de Banca (AEB). Como también vetó a José Manuel Campa, exsecretario de Estado de Economía con el gobierno Zapatero, otro de los posibles candidatos. En su libreta de nombramientos aún falta un nombre: Juan José Toribio. El asesor externo de la AEB para relaciones institucionales, desde abril pasado, es el candidato de Guindos para regir la patronal bancaria en los próximos años, según confirman fuentes del PP. De hecho, Guindos ya pensó en Toribio como posible gobernador del Banco de España. Según publica este miércoles el diario 'El País', Roldán ya ha renunciado a presidir la patronal bancaria, en lo que supone un nuevo éxito del ministro de Economía, Luis de Guindos, en contra de su nombramiento.

La aparición en escena de Roldán, tras su cese como responsable de Regulación del palacio de Cibeles, concitó el apoyo unánime de todo el sector. Propuesto por el Santander, al ser la entidad de mayor tamaño, como dictan los estatutos de la AEB, el nombramiento fue refrendado por BBVA, Popular, Sabadell y Bankinter. Su elección obedecía a la necesidad de la banca española de contar con un hombre fuerte, un lobbista incluso, en las negociaciones de la futura unión bancaria europea. "El partido se juega en Europa y la AEB necesita a alguien que sepa qué puertas llamar para que la banca española no quede perjudicada en los despachos", explican desde el sector.

Sin embargo, como en muchas otras ocasiones, los intereses de la banca y Guindos vuelven a diverger. Pese a que la AEB es una institución privada, por tanto soberana para elegir a quien quiera de presidente, Guindos no ha dudado en cargarse la candidatura de Roldán. Un nombramiento virtual anunciado el mismo día que se certificó el final del mandato de Miguel Martín. "...José María Roldán Alegre ha manifestado su agradecimiento, interés y disponibilidad para el puesto...", explicaba la misma nota que anunciaba que "el Gobernador del Banco de España ha estado informado puntualmente de la presente iniciativa". Ergo, lo ha estado Economía.

El intercambio de poderes se produciría en abril de 2014, coincidiendo con el fin de los seis meses de incompatibilidad que tiene que cumplir Roldán según la Ley de Incompatibilidades del Banco de España. Cierto es que puede discutirse acerca de la estética de reconvertir a Roldán de controlador a controlado, pero también es cierto que el argumento de Guindos de poner candado a la famosa puerta giratoria con Roldán sólo se explica en su afán por colocar a Toribio al frente de la AEB.

Guindos pretende nombrar al presidente de la AEB, pese a que ésta es una institución privada y, por tanto, soberana para decidir quien quiere que sea su líder

Desde la banca se justifica el nombramiento del exdirector general de Regulación del Banco de España como presidente de la patronal bancaria era "ético, estético y legal" y añaden que no veían conflicto de intereses por haber ocupado anteriormente responsabilidades en el organismo supervisor.

Sin embargo, en el Ministerio de Economía piensan justamente lo contrario por el papel clave que Roldán (responsable de regulación no de supervisión, la división encargada del control de cajas y bancos) tuvo en la supervisión del sistema financiero español, que acabó necesitando un rescate con fondos europeos, según las mismas fuentes.

En los últimos años, se multiplican los casos de estentóreas puertas giratorias. Algunas protagonizadas por el propio Guindos. De secretario de Estado de Economía a Lehman Brothers. De consejero de BMN a ministro de Economía. Otras dirigidas por él. De hecho, José María Marín Quemada cambió sin solución de continuidad su cargo como consejero del Banco de España por el de presidente de la nueva Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). El súperregulador que, obviamente, también controlará a la banca.

Entonces, no hubo problemas de estética. Ni tampoco Guindos se planteó cambiar la legislación de incompatibilidades del Banco de España, como anunció este martes, para evitar otro caso Roldán. En próximas semanas, el Gobierno alargará de seis meses a dos años el periodo de carencia de cualquier directivo o ejecutivo del supervisor para dar el salto al mundo financiero privado. Este período de incompatibilidad afecta actualmente al gobernador y subgobernador del Banco de España.

La banca desestimó en las negociaciones a Toribio por tres motivos: edad, su menor perfil internacional que Roldán y su buen hacer en su labor de defensa de los bancos

La nueva norma anunciada por Guindos es una modificación a futuro, sin efectos retroactivos, según reconocen fuentes de Economía. De ser así, Roldán no estaría afectado por la medida puesto que, desde el pasado 27 de septiembre, ya no ocupa ningún cargo en Cibeles. Eso sí, la incompatibilidad va aparejada del mantenimiento, por parte del supervisor, de gran parte del salario en activo que percibían los afectados.

"La decisión depende ahora únicamente de Roldán. Tiene todo el respaldo de la banca y el sector quiere que sea su próximo presidente", reiteraban ayer desde las entidades.

Durante las negociaciones entre presidentes y consejeros delegados de los bancos para la elección de presidente se desestimó a Toribio por tres motivos. Su edad, 72 años. La reconocida labor, a nivel sectorial, que está teniendo su labor como defensor de la banca en un momento de tan mala imagen a nivel social. Y su menor proyección internacional que Roldán.

Sin embargo, Guindos considera salvables todos estos muros. "Toribio es su apuesta. Sabe que la banca le está reclamando cosas (ayudas para la compra de Novagalicia o Catalunya Caixa, por ejemplo) y que la elección de Toribio podría desbloquearlas", esgrimen desde el Gobierno.

Toribio podría ser el quinto responsable designado a dedo por Guindos. El ministro ya colocó a Luis Linde, como gobernador del Banco de España; Antonio Carrascosa, en la dirección general del FROB; Belén Romana, al frente de la Sareb. Finalmente, a José María Marín Quemada, en la CNMC, donde también encontró acomodo, durante unas horas, la sobrina del propio Guindos. Sólo Elvira Rodríguez, con su llegada a la presidencia de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, evitó el pleno de los candidatos Guindos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba