Economía

La Junta de Andalucía se niega en redondo a hacer el ajuste que le exige Hacienda

Hacienda instó a Andalucía a tomar más medidas. Sin embargo, la Junta argumentó que ya no había tiempo para adoptar un decreto de no disponibilidad del gasto.

Noviembre de 2013. Justo por aquellas fechas el Ministerio de Hacienda se cercioró de que Andalucía iba camino de incumplir el objetivo de déficit público. De modo que Cristóbal Montoro exigió entonces a la Junta que adoptase un decreto de no disponibilidad del gasto que corrigiese la desviación.

Hacienda incluso insistió en que se identificasen las partidas presupuestarias y los créditos que se verían afectados. Sin embargo, la presidenta andaluza, Susana Díaz, se negó en redondo. El gobierno dela Comunidad Autónom ade Andalucía sencillamente respondió al Ministerio que ya no había tiempo para ponerlo en práctica.

“Dicho instrumento [refiriéndose al acuerdo de no disponibilidad] no resulta eficaz para la contención del gasto en un momento tan avanzado de la ejecución presupuestaria, en el que el nivel de compromisos ya está estabilizado y no se evita el reconocimiento de obligaciones en cuentas extrapresupuestarias”, contestó la Junta a Hacienda en una misiva recogida en la evaluación de los planes económicos financieros.

Hacienda desconfía

Con las cifras actualizadas del tercer trimestre, el Ministerio de Hacienda concluye en dicha evaluación que Andalucía se ha desviado en la aplicación de medidas correctoras y, por lo tanto, persiste el incumplimiento del objetivo de estabilidad.

Pese a que los andaluces defienden que habría una ralentización de los desembolsos conforme se cierre el año, Hacienda discrepa. “No hay evidencia de que puedan minorarse los gastos de acuerdo con la previsión de cierre dela Comunidad”, sostienen en sus conclusiones los técnicos del Ministerio.

Las cuentas no cuadran

Por el lado de los ingresos, el gobierno autonómico no ha sido capaz de culminar las ventas de activos que tenía previstas por valor de 150 millones. Prácticamente todos sus capítulos de recaudación tributaria caen por debajo de lo presupuestado. Y está recibiendo menos fondos comunitarios de lo esperado. 

Respecto a los gastos, a fecha de septiembre de 2013 Andalucía sólo ha conseguido recortar 465.83 millones de los 1.049 millones comprometidos para todo el ejercicio. Y todavía ha de contabilizar el efecto negativo de restaurar la paga extra de los empleados públicos, cuyo coste asciende en total a los 574 millones y descuadraría todas las cuentas al sumarse al déficit de 1.564 millones registrado en noviembre. Así que, aunque hasta noviembre se anotase un 1,13 por ciento del PIB de agujero presupuestario, lo más probable es que al cierre de 2013 sobrepase la meta del 1,58 por ciento.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba