Economía

La presión fiscal a las empresas ha subido entre un 14 y un 18% tras el recorte a las deducciones

El recorte de las deducciones aprobado por Hacienda aumenta la presión fiscal, especialmente a las grandes empresas. Pese a ello, el tipo efectivo que pagan oscila ahora entre el 13,2 y el 13,6%, menos de la mitad del tipo oficial del 30% que marca la ley. 

Las empresas pagan un tipo efectivo del 18% en España
Las empresas pagan un tipo efectivo del 18% en España EFE

El recorte en las deducciones a las empresas ha supuesto que pasen a pagar entre un 14% y un 18% más de impuestos de lo que lo hacían. Es lo que afirma el Ministerio de Hacienda en la documentación remitida a Bruselas en la que estima que el tipo efectivo del Impuesto de Sociedades ha aumentado el 14 por ciento para las que facturan más de 20 millones de euros y un 18% para aquellas cuya facturación rebasa los 60 millones de euros. El Ejecutivo estima que ese aumento de la presión fiscal volverá a mantenerse este año, con la extensión de algunas de las medidas adoptadas el año anterior y con los nuevos límites a la deducción de gastos de amortización. 

El nuevo tipo efectivo oscila entre el 13,2 y el 13,6%

Pese a que oficialmente, las empresas pagan tipos del 30% en el caso de las grandes y del 25% en el caso de las medianas, la realidad es que sus tipos efectivos son mucho menores como consecuencia de las deducciones de las que se han beneficiado. Según los datos de recaudación de Hacienda, el tipo efectivo sobre sus beneficios era del 11,6% antes del recorte en las deducciones. Ahora, el tipo efectivo oscilaría entre el 13,2 y el 13,6%. 

IRPF: 3 de cada 4 euros gravan a las nóminas de 30.000€

El Ejecutivo asegura que la subida de impuestos la han pagado las “rentas altas”. Según los cálculos de Hacienda, unos tres millones y medio de los españoles más adinerados son los que han pagado la subida de impuestos aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy. De acuerdo con los datos remitidos a Bruselas, el 75% de la carga tributaria la han soportado los contribuyentes que ganan más de 30.000 euros.

La memoria remitida por Hacienda revela que la Agencia Tributaria considera “rentas altas” a todos aquellos que ganan más de 30.000 euros, es decir, a quienes tienen nóminas que superan los 2.142 euros con 14 pagas.

Hacienda obvia que las rentas realmente altas no tributan vía IRPF y que –según sus propias tablas— si se considera el Impuesto de la Renta como único criterio de riqueza, en España sólo existirían 5.205 ricos, es decir, contribuyentes con nóminas que superan los 600.000 euros. 

En cualquier caso, el Ejecutivo asegura que "con el principio de la equidad, (...) las medidas serán soportadas por los contribuyentes con mayor capacidad de pago". 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba