Economía

ING cierra su rescate: retorna sólo en intereses 1.000 M. más que lo recuperado por el FROB

La entidad naranja cierra este viernes su rescate. En total, devolverá 13.500 millones del préstamo de 10.000 millones recibido en 2008 del estado holandés. Los 3.500 millones en intereses que paga ING suponen 1.000 millones que lo recaudado por el FROB en la venta de las nacionalizadas.

Imagen de la sede central de ING en Holanda.
Imagen de la sede central de ING en Holanda.

ING es uno de los ocho bancos en Europa que han demostrado que no es una quimera devolver los fondos públicos recibidos para su recapitalización. La entidad holandesa cerrará este viernes su rescate al devolver los 1.025 millones de euros correspondientes al último tramo del préstamo de 10.000 millones de euros recibido del estado holandés en 2008, lo que supone un adelanto de seis meses sobre el calendario establecido. En concreto, este último pago comprenderá el abono de 683 millones de euros en principal de la deuda y de 342 millones de euros en intereses y primas.

De este modo, ING habrá reembolsado a Holanda un total de 13.500 millones de euros, de los que 10.000 millones corresponderían al principal del préstamo recibido y los 3.500 millones restantes al pago de intereses. La rentabilidad anual obtenida por el Estado se ha situado en el 12,7%. El ‘banco naranja’ financiará el reembolso de las ayudas públicas mediante su excedente de capital, por lo que la devolución del rescate no tendrá impacto alguno en las ratios de capitalización de ING.

El cierre del rescate de la entidad holandesa saca los colores a la política de desinversiones del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB). Sólo en intereses, ING ha devuelto a los contribuyentes holandeses 3.500 millones de euros, un total de 1.000 millones más de lo que ha logrado recupera el fondo de rescate con la venta de las entidades nacionalizadas. Hasta ahora, el Estado llevaba recuperados 1.760 millones de euros y, en el mejor de los casos, se embolsará unos 785 por la venta de Catalunya Caixa al BBVA, lo que elevaría la cifra total recuperada a unos 2.500 millones, el 4% del total.

De momento, la venta de un 7,5% de Bankia en Bolsa, ha reportado 1.300 millones a su matriz BFA, pero no se lo ha embolsado el FROB. Incluso, Economía ha retrasado hasta el próximo año la venta del segundo paquete de Bankia frente a la intención inicial de realizar una colocación tras el resultado de los test de estrés.

ING recibió las mismas ayudas que Novagalicia y 2.000 millones que Catalunya Caixa: el FROB, sin embargo, recuperará menos de 2.000 millones por la venta de ambas nacionalizadas

La cifra que ha devuelto ING a los contribuyentes holandeses supone 1.500 millones más que el volumen de ayudas concedidas a Catalunya Caixa, que recibió 12.052 millones en capital (FROB 1, FROB 2 y ayudas europeas) y otros 1.009 millones del Fondo de Garantía de Depósitos para dar liquidez a los clientes del grupo con participaciones preferentes y deuda subordinada. En el mejor de los casos, el fondo de rescate se embolsará 785 por la venta de CX a BBVA.

El Estado holandés inyectó 10.000 millones en el grupo ING en 2008 para rellenar sus necesidades de capital. En ese período, toda la banca europea en apuros, salvo la española, recibió ayudas públicas. Como parte de su plan de reestructuración, Bruselas obligó a la entidad a separar su actividad bancaria de la aseguradora.

Un año después de la inyección estatal, ING recompró al Estado preferentes valoradas en 5.000 millones de euros. A este pago se sumó otros 950 millones correspondientes a la entrega de una prima de entre 333 y 691 millones por los títulos, y 260 millones adicionales por el reparto de un cupón del 8,5%. En enero de ese año, 2009, Holanda se comprometió a afrontar el 80% del riesgo de impago de la cartera de titulizaciones hipotecarias de EE UU en poder de ING. El grupo financiero renegoció la tasa que paga por esta protección pública. Esto le supuso un cargo antes de impuestos de 1.300 millones que se anotó en el último trimestre de 2009.

Para hacer frente a este rosario de gastos, ING efectuó una ampliación de capital de 7.500 millones de euros. Por otro lado, el pago de los 5.000 millones restantes en preferentes se ha venido atendiendo con recursos propios de la entidad y con las desinversiones de las unidades de seguros, así como la de gestión de patrimonios.

El grupo 'naranja es uno de los ochos bancos europeos que recibieron ayudas que han saldado sus cuentas con los contribuyentes. Cinco entidades francesas (BNP Paribas, Societe Generale, Credit Agricole, Cerdit Mutuel y BPCE) ya han devuelto los 19.750 millones de dinero público inyectados entre 2008-2009, mientras que el Bank of Ireland repagó en 2013 los 4.800 millones en capital inyectados en el período 2010-11. Mientras, el Comerzbank alemán ha procedido a la devolución de 16.400 millones (90% de los fondos) de los 18.200 millones recibidos en capital hace cuatro años.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba