El salario medio, 1.881 euros

Radiografía de los salarios españoles: seguros, educación y energía, los sectores donde más se cobra

Los empleados domésticos son los que registraron en 2014 el salario medio más bajo: 745,6 euros; por los 3228 que percibieron de media los financieros y actuarios.

El sector de la energía es uno de los que concentra los sueldos más elevados, según el INE.
El sector de la energía es uno de los que concentra los sueldos más elevados, según el INE. EFE

Las actividades financieras y de seguros, la educación y el suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado concentraron la mayor proporción de salarios superiores a los 2.173,5 euros brutos mensuales en 2014, según ha publicado el Instituto Nacional de Estadística (INE). El decil de salarios de la Encuesta de Población Activa (EPA) muestra que el 71,6% de los financieros y actuarios recibieron salarios superiores a los 2.173,5 euros, tasa que se reduce al 58% en los educadores y al 56,1% en los trabajadores del sector energético.

Por el contrario, las actividades que aglutinan los salarios más bajos, por debajo de los 1.221,1 euros, son los empleados domésticos (el 84,7% no llega a esa cantidad) y los agricultores, ganaderos, silvicultores y pescadores (el 59,6%). Los salarios medios más bajos los registraron también los empleados domésticos (745,6 euros), mientras que los más elevados los percibieron los financieros y actuarios (3.228,5 euros).

Además del sector de actividad, la ocupación es otro de los factores que determinan el nivel salarial y así, los directores y gerentes y los técnicos y profesionales científicos e intelectuales tuvieron una mayor representación en los sueldos altos, y los empleados de las ocupaciones elementales, en los bajos.

Salario medio

El salario medio mensual en 2014 alcanzó los 1.881,3 euros (0,65% superior a 2013), si bien el 30% de los asalariados estaba en la zona baja de la tabla (con menos de 1.221,1 euros brutos mensuales); el 40%, en la zona media (con entre 1.221,1 y 2.173,5 euros); y el 30% restante, en la zona alta (por encima de 2.173,5 euros).

Los hombres tienen una mayor concentración relativa en salarios altos que las mujeres, de forma que el 35,7% de ellos ingresaron más de 2.173,5 euros frente al 24% de ellas. Este comportamiento sigue una tendencia inversa en el caso de los salarios bajos, de forma que el 41,1% de las mujeres percibió menos de 1.221,1 euros, frente al 19,7% de los varones.

El 42% de las personas que ha concluido sólo la enseñanza obligatoria percibió salarios bajos, tasa que se reduce al 18,4 % para aquellos con estudios superiores

El salario medio femenino ascendió a 1.618,1 euros mensuales, por debajo de los 2.125,9 euros del masculino, una diferencia que el INE atribuye a que ellas trabajan a tiempo parcial, con contratos temporales y en ramas de actividad menos remuneradas en mucha mayor proporción que ellos.

Por edad, los trabajadores más jóvenes se concentran en los salarios más bajos, debido a que acaparan trabajos a tiempo parcial, temporal y menor experiencia, mientras que los de más edad tienen un peso relativo mayor en los salarios más elevados, por la mayor proporción de contratos indefinidos y antigüedad.

En general, a mayor nivel de formación, mayor salario, de forma que el 42% de las personas que ha concluido sólo la enseñanza obligatoria percibió salarios bajos, tasa que se reduce al 18,4 % para aquellos con estudios superiores.

El tipo de jornada también influye, de forma que el 36,1% de los asalariados a tiempo completo ganó más de 2.173,5 euros, frente al 1,2% en el caso de los empleados a tiempo parcial; mientras que el 17,5%, percibió menos de 1.221,1 euros, frente al 88,6% de los trabajadores parciales.

Afecta también el tipo de contrato, de forma que el 50,4% de los temporales recibió salarios bajos, tasa que se reduce al 23,4% de los indefinidos; mientras que en los salarios más altos se encuentran el 35,8 % de los fijos y el 11,5 % de los eventuales.

El tiempo en la empresa es factor de peso y el 47,8% de aquellos con más de 10 años de antigüedad percibió salarios altos, un nivel en el que sólo se encontraban el 7,2% de aquellos con menos de un año en ese empleo.

El 59,5% de los asalariados del sector público tuvieron un salario alto, porcentaje que se reduce al 22,4% en el caso de los empleados del sector privado.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba