Economía

La banca rebajará la presión sobre El Corte Inglés tras mejorar su salud financiera

Las grandes entidades acreedoras y la compañía presidida por Dimas Gimeno se reunirán este martes para abordar la mejora de las condiciones de financiación de El Corte Inglés. La banca está dispuesta a rebajar sensiblemente el coste de sus préstamos, flexibilizar la emisión de pagarés e incrementar el volumen de confirming.

La banca rebajará la presión sobre El Corte Inglés tras mejorar su salud financiera
La banca rebajará la presión sobre El Corte Inglés tras mejorar su salud financiera Europa Press

Lejos queda ya aquel 2013 en el que la situación financiera de El Corte Inglés generaba preocupación entre la banca acreedora. La compañía presidida por Dimas Gimeno está superando los objetivos impuestos en el exigente plan de reestructuración de su deuda, firmando hace dos ejercicios, según confirman desde las entidades. Estos avances se traducirán en una rebaja y mejora en las condiciones de financiación suscritas entre el gigante de los grandes almacenes y la gran banca. Ambas partes mantendrán un encuentro este mismo martes después de que El Corte Inglés haya convocado a sus acreedores para renegociar las condiciones de su deuda, como adelantó Vozpópuli la pasada semana.

La propuesta de la banca, consensuada en sendas reuniones celebradas el miércoles y viernes pasados, prevé un descenso de al menos medio punto en el tipo de interés que está pagando El Corte Inglés por los diferentes préstamos por valor de 3.800 millones acordados en el plan de reestructuración de su deuda. En la actualidad, la firma de distribución está pagando un precio algo superior al 4% anual que puede reducirse al entorno del 3,5%-3,25%, según explican fuentes conocedoras de la propuesta.

El acuerdo con la banca contemplaba que existían tres pequeños tramos que tendrían que amortizarse en uno, dos y cinco años, respectivamente. En cuanto a las condiciones, el gigante de los grandes almacenes está pagando un tipo mínimamente superior al 4% en la línea de otras operaciones de refinanciación de grandes compañías.

Además, la banca mostrará más flexibilidad tanto para la emisión de pagarés como para que El Corte Inglés pueda incrementar el confirming con sus proveedores. De hecho, también está previsto que se incremente el capex (las inversiones realizadas, tanto iniciales como de mantenimiento y mejora, por parte de una compañía) desde los 330 hasta los 350 millones.

El gigante de distribución está pagando un precio algo superior al 4% anual por los préstamos suscritos en la reestructuración de su deuda que puede reducirse al entorno del 3,5%-3,25%

En el encuentro de este martes, la firma de distribución presentará sus líneas básicas para reducir el nivel de endeudamiento de 3.800 millones que tiene contraído con seis bancos. Para ello, utilizará el capital captado con las dos emisiones de bonos, por valor de 600 millones, que captó a principios del pasado enero. Incluso, no se descarta que el gigante de los grandes almacenes pueda realizar alguna próxima emisión de bonos para incidir en este camino.

"El Corte Inglés está rebajando su nivel de endeudamiento por encima de la hoja de ruta marcada en el plan de reestructuración. Gracias a las diferentes emisiones de deuda (bonos senior) lanzadas en los mercados en los últimos meses", explican desde el sector financiero.

Esta mejoría en la financiación exterior acompaña el cambio de tendencia en los resultados del grupo en 2013, últimos datos conocidos en agosto de 2014. Entonces, El Corte Inglés cerró con un beneficio neto consolidado de 174,3 millones de euros, un 6,2% más que el anterior. En el mismo periodo, la cifra de negocio consolidada ascendió a 14.292 millones, un 1,8% menos que en 2012, y el cash-flow subió un 6,4% hasta 722,2 millones, según los datos del Informe de Gestión y las Cuentas Anuales aprobados hoy por la Junta General de Accionistas.

En un contexto de seis años de caídas consecutivas en el comercio minorista, el cash-flow (flujo de caja) se situó en 722,2 millones de euros, un 6,4% más que el año anterior, y el Ebitda llegó a 728,2 millones, un 0,7% menos que el ejercicio precedente.

El Corte Inglés logró así obtener su primera mejora en los beneficios en seis años. A ello contribuyó en gran medida la venta del 51% de su financiera al Santander -justo antes del cierre del ejercicio- y los ingresos fiscales por una base imponible negativa, que le han permitido recibir 126 millones en el Impuesto de Sociedades.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba