Economía

Carceller paga una multa a Hacienda de medio millón de euros por su sicav, aunque dice que recurrirá

Hacienda le revisó sus impuestos en Damm, pero también en sus inversiones personales. La sicav de la gasolina, Renta Insular Canaria, tenía un litigio con el fisco, que le quería imponer una multa del 1% del patrimonio por los impuestos de sociedades del pasado. Carceller ha pagado, pero confía en el recurso interpuesto. 

Renta Insular Canaria (Rincasa), una de las sicavs más importantes de España, perteneciente a la familia Carceller y su entorno, gestionada por Bestinver y con unos 50 millones de euros de patrimonio, ha pagado una multa a Hacienda de alrededor del 1% de su cartera. En Vozpópuli ya informamos de que los titulares de la sicav estaban luchando defendiéndose del fisco para anular esa multa, que consideraban “no ajustada a derecho”. Finalmente han pagado. Aun así, confían en que se resuelva a su favor el recurso interpuesto en enero.

La sociedad es antigua y nace con capitales procedentes de Cepsa, compañía fundada en Canarias antes de la Segunda Guerra Mundial por la familia Recassens y muy vinculada al abuelo de Demetrio Carceller, actual presidente de Grupo Damm. Una sicav con dinero procedente de la gasolina. Así lo indican fuentes de mercado.

En cualquier caso, la Agencia Tributaria sigue removiendo todo movimiento del que cree que puede obtener algo. Las necesidades de ingresos para el estado son enormes y también ofrecer la imagen de que no sólo se está apretando a las clases medias con subidas de impuestos. Hacienda está revisando toda la actividad societaria de Carceller, no sólo la personal, lo que se está traduciendo en más disgustos en compañías como Damm.

A por los ricos y famosos

En los últimos tiempos se ha podido ver un continuo flujo de informaciones que apuntaban a inspecciones fiscales muy agresivas, tanto a deportistas de renombre como a empresarios célebres y reputados.

Las banca privadas son conscientes de ello y hace tiempo que recomiendan a sus clientes repatriar el capital, ya que la declaración obligatoria de bienes en el extranjero supone un reclamo innecesario para el fisco. Asimismo, en la última parte de 2011 y primera de 2012 tuvo lugar un intenso proceso de liquidación de sicavs, ya que se trata de vehículos sobre los que hay presión política para que se ejemplarice fiscalmente. La crisis y las necesidades de liquidez también contribuían a que muchos altos patrimonios se llevaran su capital: desde personalidades de la realeza a antiguos iconos de la burbuja.  

Paradójicamente, la amnistía fiscal ha provocado un reflujo de dinero en este ejercicio que se está realimentando con la repatriación para evitar reconocer bienes en el exterior. Así, en este ejercicio está teniendo lugar un incremento de nuevas sicavs, algo que parecía imposible hace poco más de un año. Las sociedades de inversión se han revelado como un excelente instrumento para dar cobijo al dinero aflorado, dado que se acogen al régimen de incremento de patrimonio y no deben tributar salvo en caso de reembolso.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba