EL GOBIERNO CENTRAL EMPEORA SU BALANCE CON RESPECTO A 2012

Los recortes no llegan al gobierno central: engorda 3.000 millones su déficit frente al año pasado

La desviación de déficit con respecto al objetivo que exigía Bruselas se debe a los excesos del Gobierno Central y de cuatro autonomías: Murcia, Comunidad Valenciana, Andalucía y Cataluña. El Gobierno ha empeorado su agujero con respecto al año pasado pese a haber exigido recortes generalizados a los demás.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en el consejo de ministros junto a la vicepresidenta y el titular de Industria
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en el consejo de ministros junto a la vicepresidenta y el titular de Industria EFE

El ministro de Hacienda ha presentado el aperitivo de los datos de déficit: el Estado cerró 2013 con un agujero del 6,62% del PIB, es decir, algo más de una décima por encima de lo que Bruselas exigía al Reino de España. Sin los datos desagregados, que Montoro revelará el lunes, es difícil saber si ha habido un problema de falta de ingresos o de exceso de gastos pero el saldo deja ya una conclusión clara: la exigencia de recortes del Gobierno es de puertas afuera y no se ha aplicado en casa. El gobierno central que cerró 2012 con un agujero del 5,2% ha cerrado este ejercicio con un desfase del 5,49%, es decir, unos 3.000 millones más que el año pasado.

Según las cifras que ha presentado el Ejecutivo, los números rojos del Estado alcanzan los 67.755 millones de euros de los que más de 55.000 corresponden al gobierno central. El grueso de la desviación adicional se lo reparten cuatro autonomías: Murcia, Comunidad Valenciana, Andalucía y Cataluña.

"Todavía estamos pagando la herencia recibida y quizá la sigamos pagando en 2015", dice Montoro

En un año en el que el Ejecutivo ha pedido sacrificios a todos los agentes económicos, el ministro de Hacienda ha respondido a quienes han cuestionado el desvío con el argumento de la herencia recibida. Cristóbal Montoro asegura que el desafase contable se ha debido "a compromisos de pago adquiridos por la anterior administración" socialista: “todavía estamos pagando la herencia recibida y quizá la sigamos pagando en 2015”, aseguró Montoro dos años después de llegar al poder.

Sin embargo, lo más preocupante del dato no es la falta de contención del Ejecutivo sino que la cifra parece ser inferior a la que los analistas y servicios de estudios auguraban a la luz de las partidas de ingresos y gastos del Estado. Dicho de otra forma, los especialistas sospechan que el agujero podría ser mayor que el declarado porque los ingresos han sido menores de lo que se presupuestó y los gastos mayores de lo que se reconoce. Así:

  • Por el lado de los ingresos, la recaudación por IRPF era 642 millones inferior a la del año 2012, el Impuesto de Sociedades había perdido 1.911 millones de recaudación y la subida del IVA aprobada por el Ejecutivo suponía unos ingresos extraordinarios de 2.409 millones más que el año pasado. El saldo se inclina desde el lado negativo porque a esos datos hay que sumar la caída en la recaudación por la lucha contra el fraude que ha sido 1.036 millones menor que el año pasado en la primera caída en la recaudación en concepto de fraude desde 1991. En total, el Ejecutivo había presupuestado unos ingresos de 177.860 millones de los que sólo había recaudado 154.927 hasta noviembre por lo que o en diciembre se ha producido un milagroso aumento de la recaudación o las cuentas no cuadran desde el lado de los ingresos.
  • Por el lado de los gastos, también se han incrementado las partidas puesto que el Gobierno ha devuelto este año a los funcionarios la paga extra que les retiró en 2012. Además, diciembre suele ser un mes de grandes pagos para las Administraciones Públicas con aumentos de gasto de casi 9.000 millones en 2011 y de 6.979 millones en 2012. Con las cifras presentadas por el Ejecutivo, diciembre apenas habría registrado pagos al cierre del ejercicio.

El dato se cuadrará en el 6,5%

La pequeña desviación presentada por el Gobierno será más pequeña todavía. Lo adelanta el propio Cristóbal Montoro que asegura que el desfase es mayor que el exigido por Bruselas porque se ha calculado sobre un PIB de 1.022.988 millones de euros. Sin embargo, la revisión estadística y la nueva clasificación contable que el Ejecutivo espera tener terminada en los próximos meses hará engordar el tamaño de la economía y, por tanto, menguar el tamaño del agujero presupuestario. 

"El déficit será del 6,5%" adelantó Cristóbal Montoro

"El déficit será del 6,5%" adelantó Cristóbal Montoro en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros pese a que todavía no se conoce el impacto final de la revisión estadística del PIB.

Otros 4.600 millones de ayudas a la banca

Los criterios de contabilidad de la UE no toman en cuenta las ayudas a la banca para evaluar el cumplimiento del déficit del país. Por ese motivo, los 4.600 millones que el Gobierno ha dedicado este año en dotar Esquemas de Protección de Activos y nuevas ayudas para los bancos no han sido contabilizados en las cuentas que el Ejecutivo remite a la Unión Europea. Pese a ello, las cifras presentadas por el Ejecutivo revelan que la factura del rescate bancario sigue engordando y que ha crecido también en 2013.

Con esas ayudas, el déficit hubiera rozado el 7,1% después de haber alcanzado el 10,6% el año pasado, cuando el Gobierno pidió el rescate para la banca por valor de 40.000 millones de euros. Según las cifras que ha adelantado el Gobierno, el déficit se incrementa un 0,46% por las nuevas ayudas a las entidades de crédito.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba