Economía

Toque de atención a las cuentas de Montoro: BBVA alerta de que puede hacer falta un apretón a los ajustes a finales de año

Aunque confía en que se cumpla con el objetivo de déficit, el informe de situación de BBVA Research advierte de que la consolidación fiscal se ha ralentizado; los ajustes no son suficientes para compensar la subida del gasto en intereses y prestaciones y, por lo tanto, el ajuste fiscal podría tener que intensificarse en el cuarto trimestre.

Francisco González (izquierda) y Cristóbal Montoro.
Francisco González (izquierda) y Cristóbal Montoro. EFE

Aunque confía en que se cumpla con la meta de déficit, el informe de situación de BBVA Research advierte de que la consolidación fiscal se ha ralentizado; los ajustes no son suficientes para compensar la subida del gasto en intereses y prestaciones y, por lo tanto, el ajuste fiscal podría tener que intensificarse en el cuarto trimestre. Todo un pequeño toque de atención a las cuentas elaboradas por Cristobal Montoro, quien sostiene una y otra vez que el desfase presupuestario está embridado tras haber conseguido la relajación de los objetivos.

Y si bien es cierto que este año el ministro de Hacienda lo tiene un poco más fácil, la continua alza de una serie de desembolsos estructurales están dificultando el control de los presupuestos. Tal y como recoge el documento de BBVA, “con la información disponible, el ajuste del gasto parece no estar siendo suficiente para compensar el incremento en los intereses, el deterioro cíclico y la potencial desaparición de algunas medidas tomadas a finales del año anterior. Esto incrementa el riesgo de observar una nueva intensificación del ajuste fiscal durante el cuarto trimestre del año en curso, lo que afectaría negativamente a la recuperación”.

O dicho de otro modo, pese a que se ha moderado la caída de los ingresos, el hecho de que este año no haya recorte a la paga de los funcionarios, que aumenten los desembolsos en intereses porque acumulamos más y más deuda, que la economía continúe débil o que los gastos en prestaciones de desempleo y pensiones sigan al alza obstaculizan la consecución de los compromisos de austeridad pactados con Bruselas.

El ajuste pierde fuerza

Los economistas de servicios de estudios destacan que en el primer trimestre de 2013 se mantuvo el celo presupuestario, pero a un ritmo menos intenso que en los trimestres anteriores. Y para el segundo trimestre de 2013 proyectan que el consumo público ha seguido cayendo, aunque a una tasa menor que las observadas en el segundo trimestre de 2012. De hecho, contemplan que los ajustes de empleo público se han ralentizado, tal y como se confirmó en la última Encuesta de Población Activa.

Y de todo ello se infiere el riesgo de que se esté posponiendo otra vez buena parte del ajuste hacia la segunda mitad del año, cuando lo más conveniente sería que se suavizase su implementación extendiéndola a lo largo del ejercicio.

Cumpliremos con el déficit

Con todo, BBVA Research espera que el déficit de 2013 se sitúe en el entorno del 6,5 por ciento del PIB, en línea con lo acordado con la UE, una vez se tienen en cuenta todas las medidas anunciadas y puestas en marcha.

Es más, los expertos de la entidad azul alaban el importante esfuerzo emprendido en materia presupuestaria. Durante el primer trimestre de 2013, el déficit se redujo en dos décimas del PIB pese a que el deterioro de la economía había supuesto un total de cinco décimas, lo que a su vez implica que el ajuste llevado a cabo fue de 0,7 puntos del PIB en sólo tres meses.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba