Economía

Montoro impone su recorte: el déficit autonómico será del 0,3% pese al rechazo de 9 comunidades

El ministro aprueba la cifra a pesar de tener nueve comunidades en contra porque en segunda votación se acepta la propuesta aunque el Gobierno esté en minoría como en este caso. Destaca que todas las autonomías "apuestan por la estabilidad presupuestaria". 

Montoro, en la rueda de prensa postetrior el Consejo de Política Fiscal.
Montoro, en la rueda de prensa postetrior el Consejo de Política Fiscal. EFE

El Consejo de Política Fiscal y Financiera ha aprobado los objetivos de déficit y deuda que ya se habían fijado en Bruselas previamente y que persiguen conseguir la estabilidad presupuestaria -es decir, el déficit cero- para 2018. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, se reunió con los consejeros autonómicos del ramo para comunicarles cuáles serán las pautas para la confección del presupuesto del Estado de 2016, que el Gobierno pretende tramitar antes de las elecciones previstas para el próximo mes de noviembre. El pasado año las comunidades se quedaron en un 1,7 de déficit, incumpliendo así los objetivos marcados en el 1%. Este año, por lo tanto tendrán que reducir en 1,4% la cifra del pasado año, lo que aproximadamente suponen 14.000 millones de euros

En la votación su propuesta tuvo a favor todas las autonomías del PP (Madrid, La Rioja, Murcia y Galicia y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla) menos Castilla y León, que se abstuvo y en contra a nueve comunidades gobernadas por partidos de la oposición (Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Canarias, Cataluña, Andalucía, Aragón, Extremadura, Baleares y Asturias). A pesar de todo el gobierno pasó la cifra en la segunda votación, que confiere la posibilidad al Gobierno de aprobar su propuesta a pesar de estar en minoría. 

Muchos de los representantes autonómicos son nuevos, salidos de los gobiernos elegidos el pasado mayo, y conforman una mesa de negociación menos favorable para el gobierno central de lo que había antes. A pesar de las muchas quejas que salieron de la reunión el ministro quiso congratularse por la buena disposición vista en las conversaciones.

Montoro quiso recordar que la bajada del IRPF será imputada al tramo estatal

“Todos ellos apuestan por la estabilidad presupuestaria. Las discrepancias radican en la cuantificación de los objetivos de déficit, décimas arriba o abajo, pero es esencial que estén de acuerdo con el principio de estabilidad presupuestaria”, relató Montoro en la rueda de prensa posterior a la celebración de la reunión. El ministro, además, quiso dejar claro que se van a "a encargar de que cumplan" pero también quiso aseguró que les van "a ayudar" para conseguirlo.

El ministro reconoció que había debate sobre el reparto del déficit entre las diferentes administraciones, pero también quiso recordar que el mayor esfuerzo en todos estos años ha sido realizado por el Estado. Asimismo valoró la reducción del IRPF que se ha adelantado seis meses, según anunció la pasada semana el presidente del Gobierno Mariano Rajoy. Montoro quiso recordar que esa medida será asumida por el tramo estatal del IRPF, por lo que en principio no supondrá cambio alguno en los presupuestos de las diferentes comunidades autónomas.

Montoro quiso también hacer una valoración más política del tono de la reunión, especialmente en lo concerniente a la bajada de impuestos que él defendió como algo propio de su partido que no es aceptado por sus rivales políticos. “Entiendo que haya quien la rechace y la critique por electoralista [la bajada del IRPF], pero esa es la política del Gobierno. La bajada de impuestos estimula el crecimiento”, comentó, dando por hecho que los nuevos ejecutivos regionales salidos de las últimas elecciones están en contra de rebajar la carga fiscal.

El titular de Hacienda ha señalado que la contención del déficit público es lo que está sacando a España de la crisis económica y lo que hacen que "estemos a la cabeza del crecimiento de la UE y de la creación de empleo". Montoro ha apostado por garantizar, desde el Gobierno de España, el cumplimiento de la senda de objetivos de déficit, que pasan por mantener el 0,3 % para el próximo año; el 0,1 % para 2017 y del 0 % para 2018. Los objetivos de deuda pública para el conjunto de las comunidades quedan en el 22,5 % del PIB nacional en 2016; el 21,8 % en 2017 y el 20,9 % en 2018.

Críticas de Cataluña

El consejero de Economía del gobierno Catalan, Andreu Mas-Colell, llegó a la reunión del CPFF con su rechazo a la propuesta asumido de antemano. Entiende el catalán que el déficit de la comunidades autónomas debería estar fijado en un 1%, muy lejos del 0,3% que ha pasado el ministerio. "El 0,3% para las comunidades es una décima parte, cuando nuestros gastos son una tercera parte. Ya es hora de poner pies al suelo, esta propuesta es vivir en un mundo de ficción, vivir en la irrealidad", ha criticado. Mas-Colell ha asegurado que el ministerio sabe que es un reparto "injusto e ilegal por La ley de Estabilidad" y ha añadido que además es "infactible". "Va siendo hora de que reconozca la realidad", ha agregado.

En esa misma línea se manifestó el consejero valenciano Vicent Soler  que señaló como " injusto" el objetivo de déficit porque pide más esfuerzo a las comunidades autónomas que al Estado, pese a que las primeras gestionan sanidad, educación y políticas sociales y el Gobierno central sólo la Seguridad Social.

Madrid, a favor

"Estamos convencidos de que el objetivo se encuadra dentro de la política de estabilidad llevada a cabo por el Gobierno y las comunidades autónomas que ha permitido que este país haya salido de la crisis", consideró la nueva consejera madrileña Engracia Hidalgo

La representante madrileña también avanzó el anuncio del Gobierno central de crear un grupo de trabajo para "replantear" el sistema de financiación de las comunidades autónomas aprobado por el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero y que, como ha apuntado, "perjudica a Madrid".

"Desde la lealtad institucional, trabajaremos por un nuevo sistema de financiación que reconozca a los madrileños una financiación adecuada", ha señalado.  Hidalgo opina que la revisión del sistema de financiación autonómica es "una buena noticia", ya que en la actualidad "el crecimiento económico y la recuperación económica es una realidad en nuestro país". 

La votación más sorprendente fue la de Pilar Olmo, representante de Castilla y León, que no se alineó con los postulados del ministro a pesar de ser ambos del mismo partido y se abstuvo por considerar "exigente" la cifra propuesta por el Gobierno. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba