EL EJECUTIVO TRASLADA A 2012 PARTE DE LOS INGRESOS DE 2011

El Gobierno utiliza el Sorteo del Gordo de Navidad de 2011 para adelgazar en 800 millones de euros el déficit de 2012

El Gordo de Navidad no sólo enriquece a los premiados. El Gobierno ha cambiado sus criterios contables de forma que podrá utilizar 800 millones de euros recaudados en 2011 para adelgazar el déficit de 2012. El movimiento se ha hecho al margen de la Sociedad de Loterías.

El déficit del Estado también se está convirtiendo en una cuestión de azar. El Gobierno ha trasladado 800 millones de euros de los ingresos del Sorteo del Gordo de 2011 a la contabilidad del año 2012. Se trata de un cambio de criterio contable con carga política porque supone menguar la recaudación de 2011 y engordar la de 2012 y que se ha hecho al margen de la Sociedad de Loterías que tomó en su momento el acuerdo de distribución de beneficios e incluso ingresó parte de los mismos en 2011. El resultado final es que sólo con un cambio de criterio el déficit de 2012 adelgaza 800 millones de euros.

Loterías del Estado recaudó el pasado año 2.681 millones de euros (un 0,49% menos que el año anterior), según los datos provisionales publicados en diciembre. El equipo de Elena Salgado dio entonces una orden de apremio a los gestores para que tomaran el acuerdo de distribución de los beneficios de final de año y los ingresara en el Tesoro como se hace tradicionalmente. El Consejo de Administración de Loterías actuó como era habitual: cerró en los plazos ordinarios el acuerdo de distribución de beneficios  a la Dirección General de Patrimonio del Estado (DGPE) y transfirió parte de esos fondos al Tesoro el día 26 de diciembre.

Sin embargo, desde que Loterías tomó esas decisiones e hizo esos ingreso hasta que se ha producido la liquidación definitiva tres meses después, Hacienda ha variado la contabilidad de los fondos de un ejercicio a otro. Así se han trasladado 800 millones de esos beneficios a 2012. “Se ha roto la continuidad de criterios contables”, aseguran fuentes de Hacienda que aseguran que ese salto "distorsiona los datos del déficit".

Movimiento al margen de Loterías del Estado

El cambio de criterio se ha hecho al margen de Loterías del Estado que asegura que sus criterios no han variado. Según el director económico financiero de la Sociedad de Loterías, Luis Palacios, "SELAE contabiliza las ventas y gastos derivados de todos sus sorteos, tanto en juegos pasivos (Lotería Nacional y por tanto el Sorteo de Navidad) como en juegos activos en la fecha en que se celebra el sorteo, sin que este criterio de imputación se haya visto excepcionado en el año 2011". Por ese motivo, "Loterías imputó esa partida al año 2011", asegura Palacios. 

Loterías dio orden de mantener sus criterios de imputación "sin excepción en 2011", afirma la Sociedad

Maniobra contable con implicaciones políticas

La maniobra no constituye una ilegalidad pero sí resulta atípica puesto que, por primera vez desde que se constituyó la Sociedad de Loterías, se han trasladado los ingresos del sorteo al año siguiente.

Las fuentes consultadas denuncian intencionalidad política en la maniobra puesto que su resultado contable es evidente: se restan ingresos a 2011 (con lo que engorda el déficit del año anterior) y se aumentan los de 2012 (con lo que el déficit del año del ajuste se hace más llevadero). Según esas mismas fuentes, 800 millones de euros suponen que “con una maniobra contable se puede rebajar automáticamente el déficit de 2012 en una décima”.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba