Economía

La Comisión Europea pone el foco en la libre circulación de personas

Mientras los estados miembros siguen viendo crecer sus listas de paro y los esfuerzos se centran en la economía, la Comisión Europea recuerda que hace falta una auténtica libre circulación de personas y trabajadores y pide eliminar las trabas existentes para vivir, trabajar y comprar en cualquier lugar de la UE.

Uno de los pilares básicos de la Unión Europea radica en la libre circulación de cuatro factores: mercancías, capitales, servicios y trabajadores. Hasta ahora se han dado pasos firmes para garantizar la dimensión económica de esa libre circulación y de la verdadera unión entre estados, pero en los últimos meses se está produciendo también una llamada de atención para seguir construyendo la otra cara de la moneda de la Unión Económica y monetaria, la dimensión social

Aprovechando que 2013 es el Año Europeo de los Ciudadanos, y que la pasada semana se celebraba el día de Europa, la Comisión Europea ha presentado su segundo Informe sobre la Ciudadanía proponiendo una serie de medidas que pretenden eliminar las trabas que todavía existen para vivir, trabajar y comprar en cualquier lugar de la Unión Europea. El órgano supranacional quiere alertar sobre la necesidad de un verdadero mercado laboral europeo en un momento económico en el que la lucha contra el desempleo se ha erigido como caballo de batalla de los Estados Miembros. 

La preocupación de la Comisión radica en conseguir que los ciudadanos puedan buscar y elegir libremente un trabajo en cualquiera de los países. "Actualmente, las personas que buscan oportunidades de empleo en otro Estado miembro mantienen el derecho a recibir ayuda financiera del país de origen durante un mínimo de tres meses y, en algunos casos, durante un máximo de seis. Sin embargo, en Europa los desempleados tardan actualmente una media de 16 meses en encontrar un trabajo. Es comprensible que muchos no se arriesguen a buscar empleo en otro país de la UE, especialmente cuando cada vez son más los contratos de corta duración", declaraba Viviane Reding, vicepresidenta de la Comisión y comisaria de Justicia, Derechos Fundamentales y Ciudadanía en un artículo de elPeriódico también firmado por Olli Rehn y László, comisario de Empleo y Asuntos Sociales. 

El país de origen ofrece ayuda financiera durante tres meses, pero los desempleados tardan una media de 16 meses en encontrar un trabajo fuera de su país

Una de las primeras medidas que recomienda la Comisión Europea es la de ampliar el derecho de los demandantes de empleo a recibir las prestaciones de desempleo de su país más allá e los tres meses actuales. También se recomienda aclarar la normativa de los periodos de prácticas para evitar la explotación de los becarios mediante trabajo no remunerado, así como orientar mejor a los ciudadanos sobre a quién deben dirigirse para resolver los problemas que hayan encontrado en otro país de la UE. 

Existen además otras recomendaciones más prácticas, como son la crear una tarjeta de discapacidad común, facilitar el reconocimiento de los documentos de identidad y residencia de otros países de la UE, crear una plataforma online para poder comparar los precios de los productos digitales a la venta o hacer posible que todos los ciudadanos puedan ejercer el derecho al voto en las elecciones nacionales de su país de origen independientemente de su lugar de residencia. 

Esta nueva entrega de medidas viene a sumarse a las que ya proponía adoptar la Comisión en 2010 para hacer valer los derechos de ciudadanía en la práctica.

Buscar empleo fuera de España

La preocupación de las instituciones europeas por ese mercado laboral común se puede entender también mirando las cifras de búsqueda de empleo y cómo los jóvenes españoles empiezan a tomar conciencia de las opciones de buscar trabajo en el exterior. Según la consultora Círculo Formación, el 25% de los jóvenes quiere trabajar fuera de España a tenor de los datos obtenidos entre más de 13.000 estudiantes que acudieron al Salón Orientación Universitaria Unitour 2012-2013. 

Dos de cada tres jóvenes buscan trabajo fuera de España, y la Comisión financia el programa "Erasmus para jóvenes emprendedores que facilita intercambios concediendo becas

En la misma línea apunta el informe que el portal de búsqueda de empleo Infojobs presentaba esta semana bajo el título "Informe sobre el Estado del Mercado Laboral Español". Según la actividad del portal en 2012 y los datos de una encuesta realizada a 16.800 candidatos de entre 16 y 20 años, se puede concluir que dos de cada tres jóvenes buscan trabajo fuera de España. El 65% de los jóvenes intenta encontrar oportunidades laborales en Europa, especialmente en Reino Unido, Irlanda y Alemania, y persiste la sobrecualificación de los candidatos, ya que el 45% de los demandantes de empleo cuenta con formación universitaria que sólo demandan el 24% de los puestos. 

Precisamente para favorecer las oportunidades de los jóvenes desempleados, y acorde al interés de la Comisión por instaurar un auténtico mercado laboral sin fronteras interiores, existe el programa de la UE "Erasmus para jóvenes emprendedores" financiado por la propia institución, que ha permitido más de 1.600 intercambios y ha impulsado la creación o ampliación de unas 3.200 empresas desde su lanzamiento en 2009. 

La Comisión concede una beca a los participantes, que pueden adquirir experiencia y conocimientos de la mano de un emprendedor de otro país trabajando en su empresa por un plazo de entre uno y seis meses. El Ejecutivo europeo ha señalado que muchos intercambios supusieron una cooperación a largo plazo entre los dos emprendedores y una internacionalización de sus negocios. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba