Economía

Bruselas y el BCE piden a España que proteja a los bancos de leyes antidesahucios como la andaluza

En su informe final sobre el rescate bancario, las dos instituciones de la troika han impuesto este miércoles a España una nueva agenda de reformas financieras. "Los altos niveles de paro y la debilidad del mercado inmobiliario siguen suponiendo fuertes dificultades para la rentabilidad de los bancos", advierten.

El presidente del BCE, Mario Draghi, durante un encuentro con Mariano Rajoy
El presidente del BCE, Mario Draghi, durante un encuentro con Mariano Rajoy EFE

"Como se ha demostrado con algunas de las leyes regionales adoptadas el año pasado, que tenían como objetivo aliviar los problemas sociales relacionados con los desahucios, estas iniciativas a menudo crean inseguridad jurídica adicional y no ayudan a reactivar el mercado inmobiliario y la entrada de inversores, especialmente los extranjeros", apunta un informe de la Comisión Europea y el Banco Central Europeo sobre la situación de la banca española. En estas conclusiones, sin citar a Andalucía o a Navarra, se avisa de que leyes antidesahucios como las implementadas en ambas comunidades autónomas pueden afectar a la solvencia bancaria.

Bruselas recomienda además revisar la legislación sobre insolvencia personal y protección de los consumidores, con un equilibrio adecuado entre los derechos de deudores y acreedores. "Debe reevaluarse cuidadosamente la eficacia de medidas temporales que se han puesto en marcha respecto a la insolvencia personal (como condonaciones parciales de deuda), así como medidas para reforzar la protección de los consumidores (como topes en los tipos de interés de penalización).

Agenda de reformas

Este aviso ha venido en un informe en el que dos de las tres instituciones de la troika (a falta del FMI) han marcado una nueva agenda de reformas financieras que debe emprender tras el fin del rescate bancario, que expiró el pasado 23 de enero, con el objetivo de reforzar la solidez de la banca y su capacidad de dar crédito a la economía real.

En particular, las dos instituciones de la troika también piden al Gobierno de Rajoy que no permita que vuelvan a venderse a los particulares productos financieros como las preferentes; y que preserve la unidad del mercado de servicios financieros en España frente a las diferentes leyes autonómicas, informa EP.

En su informe final sobre el rescate bancario, Bruselas y el BCE avisan que la debilidad de la economía española continúa siendo el principal riesgo para la banca. "La recuperación económica sigue siendo frágil mientras se abordan los desequilibrios y está sujeta a riesgos internos como un cambio en el actual entorno financiero global benigno y la ralentización de los mercados emergentes, especialmente en Latinoamérica, zona a la que las empresas españolas están particularmente expuestas", subrayan.

Además, "pese a los brotes verdes, los altos niveles de paro y la debilidad del mercado inmobiliario siguen suponiendo fuertes dificultades para la rentabilidad de los bancos y los esfuerzos de recapitalización", señala el texto.

El crédito tocará fondo este año

"La rentabilidad del sector bancario se verá afectada en los próximos años por los bajos niveles de intermediación y la creciente presión en la calidad de los activos", avisan los inspectores. En este sentido, admiten que la contracción del crédito al sector privado en 2013 ha sido mayor de lo inicialmente previsto. "No obstante, se espera que el crédito al sector privado toque fondo en 2014", pronostican.

"La recuperación económica sigue siendo frágil", advierten Comisión Europea y Banco Central Europeo

Por todo ello, la troika reclama en primer lugar al Gobierno de Mariano Rajoy y al Banco de España que vigilen que las entidades refuerzan su capital para prepararse para los test de estrés que realizará el BCE en los próximos meses. "Pese a los buenos progresos logrados en la estabilización, los bancos y las autoridades españolas deben estar preparados para tomar medidas correctivas si es necesario, en caso de que los test del BCE revelen un déficit de capital en algunos bancos", avisa el informe.

Las autoridades españolas también deben controlar que la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración (Sareb) se deshaga a buen ritmo de su cartera de inmuebles minimizando el coste para los contribuyentes, pese a que prosigue el ajuste en el sector inmobiliario.

Privatizar las nacionalizadas "sin demora"

Para evitar nuevos escándalos como el de las preferentes, los inspectores recomiendan continuar los esfuerzos para "identificar y mejorar el proceso de venta a clientes minoristas de cualquier instrumento no cubierto por el fondo de garantía de depósitos". "Ello implica mayor transparencia sobre las características de estos instrumentos y sus riesgos", apuntan.

Finalmente, la troika pide completar rápidamente la reforma de las entidades nacionalizadas con el objetivo de privatizarlas "sin demora". Y también defiende revisar el marco legal de las cooperativas de crédito, por considerar que juegan un papel importante en las áreas rurales.

"Imperativo" seguir con ajustes y reformas

La Comisión y el BCE reclaman al Gobierno que siga sin relajarse con la corrección del déficit y las reformas recomendadas por la UE. "El pleno respeto de los objetivos acordados de consolidación fiscal y la finalización de la agenda de reformas sigue siendo imperativo para devolver la economía a una senda sostenible y consolidar la recuperación de la confianza", dice el informe.

"El alto déficit debe reducirse para detener y revertir el crecimiento del nivel de deuda pública", advierte la troika

"El alto déficit debe reducirse para detener y revertir el crecimiento del nivel de deuda pública. Esto requerirá una determinación inquebrantable en los próximos años", avisa la troika. En cuanto a las reformas, los inspectores reclaman al Gobierno en particular que apruebe la "retrasada" ley sobre servicios profesionales, las reformas en marcha sobre la Administración pública, la revisión del sistema tributario y "un refuerzo adicional de las políticas laborales".

La Comisión y el BCE afirman que, pese al fin del rescate bancario, seguirán vigilando la situación España, tanto la del sector financiero como la de la economía en su conjunto. El Ejecutivo comunitario enviará dos misiones al año a Madrid hasta que se haya devuelto al menos el 75% de los 41.300 millones de euros del rescate, mientras que el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), mantendrá la vigilancia hasta el reembolso del 100%.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba