Economía

El Estado inicia la colocación de un 7,5% de Bankia, valorado en 1.360 millones

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria ha iniciado la desinversión en Bankia al vender en torno a un 7,5% del capital de la nacionalizada a inversores institucionales. El Estado controla el 68,4% de la entidad. 

El Estado ha dado por iniciada la privatización de Bankia, un proceso que se desarrollará a lo largo de los dos próximos años. El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) ha anunciado este jueves el comienzo del proceso de colocación de un 7,5% del capital de Bankia entre inversores institucionales. Su valor de mercado es de 1.365 millones de euros al precio de cierre de cotización (1,58 euros) de los títulos de Bankia este jueves. De concretarse la operación a este precio, el Estado lograría unas plusvalías de 177 millones, además de recuperar esos 1.365 millones que supondrían un 12% de los 10.620 millones inyectados a Bankia. Sin embargo, este tipo de colocaciones siempre cuentan con un descuento sobre el precio de cierre de la acción, con lo que el monto definitivo y el nivel de ayudas recuperadas no se conocerá hasta este viernes cuando se concluya la operación.

El Estado controla alrededor del 68,4% del capital de Bankia a través de su matriz Banco Financiero y de Ahorros (BFA). El Estado entró en el capital de BFA, cuando la acción de Bankia cotizaba a 1,326 euros. Una vez que se materialice la venta de este 7,5%, el Estado aún mantendría alrededor de un 61%. Deutsche Bank, London Branch, Morgan Stanley y UBS ejercerán de entidades colocadoras entre inversores cualificados de un paquete de 863.799.641 acciones de Bankia, representantivas de ese 7,50% de su capital social. Bankia está valorada en Bolsa en total en 18.200 millones, por lo que el 7,5% del que se desprende el Estado tiene un valor de mercado de 1.365 millones. En lo que va de año la entidad se ha revalorizado en Bolsa un 28,5%.

Banco Financiero y de Ahorros (BFA), participado al 100% por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), fichó a Goldman Sachs y Rothschild para el proceso de privatización de la entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri. La estrategia inicial consistirá en la colocación de pequeños tramos (dos o tres) en los que se colocará, en cada uno de ellos, entre un 3% a un 5% de la participación del FROB, como adelantó Vozpópuli el pasado 10 de febrero. El FROB ha decidido subir hasta el 7,5% ante el exceso de demanda por los títulos de Bankia. Estas desinversiones iniciales prepararán a la acción para una futura gran colocación, aún no definida, pero que incluso podría superar el 10% de Bankia. 

El objetivo de esta estrategia es conseguir que el ‘free float’ (títulos en circulación) de Bankia vaya ganando músculo de liquidez al conseguir que se aumente el volumen de operaciones diarias sin que ellos distorsione el precio de la acción.

Actualmente, el ‘free float’ de la entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri es limitado. Dos son los motivos. Por una parte, el enorme peso de la participación del Estado que tiene restringido el movimiento de cerca de un 70% del capital. De otra parte, la presencia de antiguos preferentistas o titulares de deuda subordinada que no mueven sus títulos a la espera de recuperar su inversión inicial en los primitivos productos híbridos que compraron a las antiguas cajas. Estas dos causas han obligado a Economía, por consejo de posibles inversores a los que ya se ha sondeado, a reelaborar su estrategia inicial que pasaba por una venta inicial de un porcentaje más significativo (10% al 15%) de Bankia para comenzar a recuperar las ayudas inyectadas.

“En la situación actual, si algún inversor empezara a mover 100 millones, que tampoco es una cifra descabellada para los fondos que están interesados en Bankia, se podrían producir distorsiones en el precio de los títulos. Un objetivo, desde luego, no buscado”, explican estas fuentes. Las acciones con un pequeño capital flotante libre, como es el caso de la entidad ‘verde’,  tienden a ser más volátiles al haber un número limitado de acciones que pueden ser compradas o vendidas en un proceso de negociación. Apenas un 10,6% de los títulos de Bankia se encuentran en manos de institucionales internacionales, como confirmó José Sevilla, director general de Presidencia, en la presentación de resultados anuales de la entidad.

Economía necesita elevar el 'free float' de Bankia, muy poco líquido por la alta participación del FROB y los títulos en manos de los afectados por los híbridos, para no distorsionar el precio de la acción

En este sentido, los inversores institucionales suelen invertir en acciones con un gran ‘free float’, ya que pueden comprar o vender un número significativo de acciones sin afectar en gran medida al precio de la acción. Este es el objetivo de esta primera fase de la privatización de Bankia, que se desarrollaría a lo largo de este año, antes de acometer la primera gran colocación de un porcentaje significativo.

En esta segunda fase, aún sin fecha, aunque no parece probable que se ejecute antes del próximo año, los títulos en poder del FROB se empezarían a comercializar entre inversores minoristas. Tanto Economía como el FROB prefieren no ofrecer todavía su participación a pequeños accionistas particulares, según confirman fuentes del Gobierno, porque consideran que aún está muy reciente la OPV de Bankia y las nefastas consecuencias, en forma de pérdidas, que han sufrido muchos de aquellos ahorradores.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba