Economía

El Banco de España denuncia que los bancos españoles cobran más caro el crédito a sus clientes pese a recibir fondos más baratos del BCE

Los bancos españoles cobran más por los préstamos que conceden pese a las inyecciones de liquidez del BCE. "Los incrementos son particularmente notables en los préstamos para el consumo de las familias y las pymes", denuncia el regulador. Los intereses a principios de 2013 son superiores a los que fijaban antes del rescate bancario.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en el Congreso de los Diputados
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en el Congreso de los Diputados EFE

La banca española es excepcional, también en los márgenes que cobra. Los bancos españoles están aumentando los intereses que imputan a sus clientes pese a que han disminuido sus costes de financiación como consecuencia de las inyecciones de liquidez del BCE. Es la excepción porque en el resto de Europa, esos recargos han caído de manera constante en los últimos años a medida que el sector bancario ha trasladado las rebajas que ha conseguido en el BCE a sus clientes.

La subida de intereses es "especialmente notable" entre las familias y las pymes, denuncia el BdE

Según denuncia el Banco de España en su boletín económico, los intereses a principios de 2013 son superiores  a los de agosto de 2011, es decir, a tasas previas al rescate financiero. De hecho, sólo en el primer año de la crisis los márgenes bancarios fueron mayores a los actuales, según los daos del regulador.

La subida de intereses en España es –según el Banco de España—“especialmente notable” en el crédito a las familias que se ha encarecido un 0,85% y en el crédito a las pymes que reciben préstamos un 0,75% más caros. El repunte del 0,75% afecta “a los créditos concedidos a empresas por un valor inferior a los 250.000 euros, que constituyen una aproximación al coste de financiación de las pymes, dado el menor importe habitual de las operaciones con aquellas”, según el Banco de España.

(Haga click aquí para ver el gráfico a pantalla completa)

Los tipos de interés del crédito a los hogares aumentan --según las series estadísticas del regulador-- de manera considerable: "el coste de los fondos para adquisición de vivienda creció 33 puntos básicos y los préstamos destinados a consumo y otros fines 51 puntos, hasta situarse en el 3,3% y el 7,5% respectivamente", concluye.

Implicaciones de la denuncia

La denuncia del Banco de España es relevante porque puede explicar parcialmente el la sequía de crédito en el país que el regulador atribuye a las nuevas prácticas de ciertas entidades en momentos de crisis. “Las diferencias observadas con los bancos de la zona euro son una magnitud muy importante y difícilmente pueden justificarse por divergencias cíclicas”, concluye su informe.

Mientas las entidades españolas han mantenido constantes los plazos de concesión de créditos, las garantías que exigen e incluso los gastos propios de la concesión de préstamos, los márgenes que ingresan han aumentado a niveles de 2011 y de 2009.  

Como consecuencia lógica de esas políticas, el número de préstamos concedidos a empresas y familias ha seguido cayendo en el último trimestre. Las familias reciben un volumen de crédito un 4,5% menor que el del año pasado y las empresas un 10%, según los datos del banco central.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba