PIB

Banco de España avisa: el PIB se desacelera y habrá que hacer ajustes para cumplir con el déficit

Eleva cuatro décimas la previsión de PIB de este año, al 3,2%, y mantiene que se desacelerará 2,3% en 2017 y al 2,1% en 2018.

Fachada del Banco de España
Fachada del Banco de España Agencia EFE

La economía se desacelera y el país tendrá que hacer ajustes para cumplir con el déficit. Ésta es la principal conclusión que se puede sacar del último informe del Banco de España sobre la economía española, en el que revisa al alza su estimación de PIB para este año y mantiene inalteradas las cifras de 2017. A su parecer, la economía crecerá un 3,2% este año, cuatro décimas de lo previsto hace tres meses, se moderará al 2,3% en 2017 y bajará al 2,1% en 2018. "Las proyecciones contemplan una prolongación del periodo de expansión de la economía española, aunque a un ritmo más moderado que el observado recientemente", sostiene.

De hecho, es posible que el PIB modere ya su crecimiento intertrimestral al 0,7% en el tercer trimestre del año y que se siga moderando en los últimos tres meses del año. Sobre el mercado de trabajo, el supervisor prevé que se siga creando empleo a tasas elevadas, con crecimientos reducidos de la productividad aparente de este factor productivo. Esta creación de empleo permitirá que la tasa de paro siga bajando y que al final del año 2018 se sitúe por debajo del 17% de la población activa.

El PIB recuperará el nivel de antes de la crisis en algún momento de 2017, pero el empleo tardará más

Con estas cifras sobre la mesa, la autoridad monetaria se atreve a situar el final de la crisis en algún momento de 2017, cuando se habrá recuperado todo el PIB perdido durante el ajuste. Eso sí, habrá que esperar al menos dos años más para que la economía sea capaz de recuperar el empleo perdido. 

En materia de déficit, el Banco de España ha incluido en su escenario macroeconómico unas previsiones muy poco optimistas, pero es cierto que no contemplan la puesta en marcha de medidas como la recuperación del pago fraccionado en el Impuesto de Sociedades que el Gobierno tiene previsto aprobar este viernes. Sin ésta y otras medidas, el saldo total de las cuentas públicas se iría al 4,9% este año, así que casi no se reduciría en comparación con 2015.

El supervisor avisa de que habrá que hacer ajustes en 2016 para cumplir el déficit

La previsión de déficit de 2016 se ha hecho partiendo de los presupuestos que existen y la información que ya se conoce sobre la evolución del déficit. En el caso de las estimaciones de 2017 y 2018, se han planteado estimaciones partiendo de un escenario de política fiscal neutral, ya que no hay techos de gasto ni escenarios presupuestarios por la situación política. Según el Banco de España, el déficit seguirá en el 3,6% en 2017, cinco décimas por encima del objetivo, y en el 3,1% en 2018, sin salir del procedimiento de déficit excesivo.

A su parecer, España tendrá que aplicar de nuevo una política restrictiva si quiere cumplir los nuevos objetivos de Bruselas, lo que conlleva, inevitablemente, volver a la política de los ajustes, ya sea por la vía del gasto o por la vía de los ingresos.

Reconoce que la incertidumbre aún no se ha notado en la economía, pero no descarta que empiece a lastrar el crecimiento en 2017

En cualquier caso, el banco emisor avisa de que este escenario no está exento de riesgos. A nivel exterior, la evolución de las economías emergentes puede suponer en un problema en el futuro, igual que algunos focos de tensión geopolítica y el Brexit. A nivel interno, los riesgos se asocian a la incertidumbre que rodea al curso de las políticas económicas por la situación política. Sobre todo, en materia de consolidación fiscal y de reformas estructurales. De hecho, como el Banco de España no tiene información, sus previsiones no incluyen las medidas de consolidación que se necesitan para reforzar la sostenibilidad de las cuentas.

Aún así, desde la institución admiten que la incertidumbre política no se está notando, al menos de momento, en la evolución económica. O el impacto se está compensando con otros factores positivos. El escenario no será el mismo en 2017, un ejercicio para el que no hay presupuestos, lo que impedirá que la situación evolucione tan bien como este año. La incertidumbre, por tanto, será un factor de riesgo mucho más importante si se prolonga el año que viene. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba