Economía

La Autoridad Fiscal estima en unos 1.500 M. el impacto del desafío soberanista en el PIB catalán

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) considera que la inestabilidad causada por el proceso soberanista recortará en siete décimas el crecimiento previsto para Cataluña en 2018, aunque las estimaciones más pesimistas elevan el impacto hasta el 2,7%.

El presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), José Luis Escrivá
El presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), José Luis Escrivá Víctor Lerena

La factura económica del proceso soberanista para Cataluña no será precisamente barata. La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) estima que el crecimiento del PIB catalán se reducirá siete décimas a causa de la inestabilidad política e institucional generada por el desafío independentista. Un impacto valorado en algo más de 1.500 millones de euros, que podría ser mucho peor si la situación se extiende en el tiempo, toda vez que el efecto se elevaría al 2,7%.

Toda vez que el Plan Presupuestario prevé un crecimiento del 2,3% para el PIB de Cataluña en el próximo año, el peor de los escenarios situaría a la economía de la región en recesión. No obstante, no es la situación que la Autoridad Fiscal considera más probable en su informe sobre las líneas fundamentales de los Presupuestos para 2018 de Cataluña, que ha hecho público este viernes.

De hecho, la estimación de reducción de un 0,7% por efecto de la inestabilidad provocada por el desafío soberanista corresponde a un escenario central, que cuenta con que la situación se resolverá a corto plazo.

En su día, AIReF consideró que el proceso independentista en Cataluña podría tener un impacto negativo en el crecimiento del PIB español de entre cuatro décimas un 1,2 puntos porcentuales, aunque este último caso sólo se daría si el escenario de crisis institucional y política se prolongara durante todo 2018.

Progresiva normalización

Cuando la Autoridad Fiscal realizó estas estimaciones el Gobierno aún no había tomado la decisión de aplicar el artículo 155 de la Constitución y, por lo tanto, todavía no se había producido ni el cese del Gobierno de la Generalitat ni tampoco la convocatoria electoral en Cataluña para el próximo 21 de diciembre. En este sentido, la AIReF asegura que estas medidas "apuntan al comienzo de una normalización progresiva", que implicaría un escenario de "estrés temporal".

La institución considera además que el cumplimiento de los objetivos de déficit en Cataluña dependerá de la duración de la crisis. Si ésta se resuelve a corto plazo, la comunidad autónoma aún podría cumplir, siempre y cuando se mantengan las entregas a cuenta acordadas en julio. Si se actualizaran las entregas a cuenta conforme al crecimiento del 2,3% contemplado en el Plan Presupuestario, la AIReF considera improbable que Cataluña cumpla con sus deberes fiscales.

En el escenario central, la AIReF cuenta con que la situación en Cataluña se resolverá en el corto plazo y que, por lo tanto, las comunidades autónomas percibirán los recursos del sistema de financiación comunicados en julio.

Como en el caso de las sus estimaciones para el conjunto de la economía española, la AIReF considera que el impacto del desafío soberanista para el crecimiento en Cataluña tiene una derivada común para todo el Estado y una idiosincrática, propia de la comunidad autónoma. En el escenario central, la primera de las derivadas restaría cuatro décimas a la evolución del PIB catalán y la segunda, otras tres.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba