Cataluña, Andalucía, Valencia, Baleares y Murcia tendrán que enviar a Madrid todas sus facturas

Las cinco comunidades que han suspendido el examen del déficit verán intervenida su tesorería si no pasan la reválida de Hacienda

Dentro de mes y medio, el Gobierno tendrá que tener sobre su mesa los planes económico financieros de las cinco comunidades autónomas que incumplieron el objetivo de déficit en el cierre de 2012. El examen será muy riguroso, hasta el punto de que implicará la intervención de toda su tesorería para las que lo suspendan, aseguran fuentes oficiales.

El anticipo de lo que les está por llegar a los gobiernos regionales de Cataluña, Andalucía, Baleares, Murcia y la comunidad valenciana, las cinco comunidades incumplidoras, lo ha hecho el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, mediante una carta dirigida a todos los afectados. En ella les anuncia que cuando se conozca ya como se reparte el déficit del 1,2% fijado para el conjunto de los 17 territorios en este ejercicio, decisión que se formalizará en el próximo Consejo de Política Fiscal, tendrán que enviarle los correspondientes planes económico financieros para que Hacienda pueda estudiar si los ajustes incluidos en ellos, por la vía de ingresos y gastos, se corresponden o no con los parámetros exigibles.

El Gobierno revisará en julio los ajustes que las comunidades incluirán en los planes económicos financieros

Las mismas fuentes conceden una gran importancia a esta prueba porque va suponer, para los gobiernos regionales que no la superen, una intervención total de su tesorería, hasta el punto de que se verán obligados a remitir sus facturas a Madrid, desde donde se controlará, prácticamente en tiempo real, toda su gestión presupuestaria.

Esta una práctica que carece de precedentes y que deriva no solo de la necesidad de cumplir la ley de Estabilidad Presupuestaria, algo que acaba de recordar la Comisión Europea en sus recomendaciones del pasado miércoles, sino también de las condiciones adosadas a la llamada que han hecho estas y otras comunidades, hasta un total de nueve, al Fondo de Liquidez Autonómico (FLA), mecanismo a través del que van a ahorrarse 1.000 millones de euros en intereses de la deuda. Las comunidades que han abierto esta puerta y que se han beneficiado también del plan de pago a proveedores, han visto bastante mermado el margen para gestionar a su antojo sus presupuestos, como contrapartida a poder pagar sus facturas y atender a sus vencimientos de deuda, más de 15.000 millones en este ejercicio. Los rigores del FLA han causado controversia en las comunidades menos asfixiadas desde el punto de vista financiero, pues han entendido que toman como referencia la difícil situación de las arcas catalanas, con una deuda que roza los 50.000 millones de euros.

Los rigores del Fondo de Liquidez generan controversia porque las comunidades consideran que toman a Cataluña como principal referencia

Con independencia del reparto que finalmente se haga de los 5.000 millones que salen de poder conducir el déficit al 1,2% del PIB, en lugar del 0,7% previsto, en el Gobierno se tiene claro que todas las comunidades tendrán que hacer ajustes más o menos duros para reducir los desfases entre ingresos y gastos con que cerraron 2012. En el cuadro de sacrificios, las que más beneficiadas salen por los esfuerzos presupuestarios acumulados el año pasado son Madrid, Extremadura, Cantabria, Asturias y La Rioja. Y las que tendrán que encarar recortes más severos son, como es lógico, las más incumplidoras. “Si los gobiernos regionales son inteligentes, harán el grueso de sus ajustes este año”, relatan las mismas fuentes, teniendo en cuenta que el que viene será un año preelectoral pensando en los comicios locales y autonómicos de 2015. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba