Economía

Duro recibimiento de N+1 a Ana Patricia: "El Santander entra en un período de incertidumbre"

La firma de inversión considera que el consejero delegado Javier Marín debe mantener la independencia en la gestión diaria de la entidad y no prevé que la entidad realice un cambio significativo en su estrategia. El mercado certificó la entrada de la nueva presidente con una caída del 0,6%.

Ana Patricia Botín, nueva presidente del Banco Santander.
Ana Patricia Botín, nueva presidente del Banco Santander.

Un día después del fallecimiento de Emilio Botín, los analistas han comenzado a digerir el nuevo tiempo que se abre con la llegada de Ana Patricia al frente del Santander. Y algunos, como el banco de inversión N+1, han preparado un severo recibimiento a la nueva presidente. En un informe distribuido entre sus clientes, N+1, que promovió el proceso de venta de Catalunya Caixa, sostiene que "la organización entra ahora en un período de incertidumbre hasta que la nueva responsable se establezca y consolide".

En el corto plazo, el aterrizaje de la hija mayor del fallecido banquero en la presidencia estará marcada por los resultados de los test de estrés que marcarán el inicio de la supervisión única del Banco Central Europea. Un ejercicio que también despierta las dudas del 25% de los 125 mayores inversores mundiales que consideran que la institución con sede en Boadilla podría suspender las pruebas de resistencia. Así consta en una encuesta realizada a nivel mundial por Goldman Sachs, a la que tuvo acceso Vozpópuli.

"La muerte del señor Emilio Botín es una gran pérdida para el Santander. Su liderazgo, visión estratégica, dinamismo y ambición han resultados cruciales para que el Santander se convierta en uno de los bancos más importantes del mundo", resalta el informe rubricado por Francisco Riquel, analista de cabecera de N+1 para el sector financiero español, y Rodrigo Vázquez.

"Emilio Botín ha sido la gran fuerza que ha movido el banco durante los últimos 30 años... Con su pérdida, la organización entra ahora en un período de incertidumbre hasta que la nueva responsables se establezca y consolide", sostiene N+1, que en el corto plazo no espera grandes cambios en la estrategia del banco.

En este sentido, la firma considera que Javier Marín, consejero delegado de la entidad desde hace 18 meses, debe mantener la independencia en la gestión diaria de la entidad para continuar con su política de recuperar las cuotas de rentabilidad cedidas durante la crisis, un objetivo en el que está inmersa toda la banca española, y creación de valor para sus accionistas. "El ciclo está ahora a favor", resaltan los analistas de N+1, cuya posición de inversión con el Santander es neutral. El precio objetivo lo sitúan en 8,20 euros. Desde el 31 de julio ese ha sido el rango en el que han situado el precio objetivo.

UBS coincide con N+1 en el futuro inmediato y tampoco espera un cambio de estrategia en la entidad tras el fallecimiento de Emilio Botín

En idéntica línea se mueven los analistas de UBS. Esta firma no espera un cambio de estrategia en la entidad tras el fallecimiento del banquero cántabro. Estos expertos destacan que Botín “transformó un banco doméstico de tamaño medio en uno de los jugadores top globales a lo largo de numerosas crisis en España y Latinoamérica”.

Desde UBS, destacan que el Consejo de Administración ha nombrado “de manera unánime” a Ana Patricia Botín presidente del Consejo de Administración. Además, recuerdan su experiencia de más de 30 años en el sector bancario, 25 de ellos en Banco Santander.

“Ha manejado altas responsabilidades en banca de inversión, desarrollado la expansión en Latinoamérica, gestionado Banesto y dirigido Santander UK desde 2010. Una gran experiencia a través de múltiples geografías”.

En su opinión, “no esperamos cambios en la estrategia o la dirección y pensamos que la orientación a largo plazo, junto a una activa recolocación del capital, que está en el ADN de Santander, permanecerá sin cambios”, concluyen. Tras este análisis, UBS reitera su consejo de neutral sobre Banco Santander, con precio objetivo 7,30 euros.

El mercado tiñó de rojo el primer día de Ana Patricia al frente del Santander con una caída del 0,6%, hasta los 7,6%. El consenso de Bloomberg concede un precio objetivo de 7,17 euros a Santander, un 6% inferior al precio al que cotizó este jueves. Société Générale, una de las casas que también emitió consejo, considera que hay que retener Santander a un precio objetivo de 7,40 euros. En su anterior informe de principios de agosto también aconsejaba retener Santander pero a 7,35 euros.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba