Deportes

Debacle de Nadal en Wimbledon: se despide en segunda ronda tras caer ante el número 102 del mundo

El manacorí dijo adiós al torneo tras caer en segunda ronda por 7-5, 3-6, 6-4 y 6-4 frente al alemán Dustin Brown.

El tenista alemán Dustin Brown celebra un punto durante el partido ante Nadal.
El tenista alemán Dustin Brown celebra un punto durante el partido ante Nadal. EFE

El tenista español Rafael Nadal volvió a tropezar en las primeras rondas del torneo de Wimbledon y cayó derrotado en la segunda ante alemán Dustin Brown, número 102 del mundo.

Una temporada más, Nadal, de 29 años, claudicó ante un desconocido que se hizo grande en la pista central del All England Tennis Club de Londres, al igual que le sucedió en 2012 al checo Lukas Rosol, en 2013 al joven Steve Darcis y el curso pasado al australiano Nick Kyrgios.

En dos horas y 34 minutos, el manacorí, cabeza de serie número diez en La Catedral, llegó a la capital británica tras caer en cuartos de final de Roland Garros y habiendo disputado dos torneos sobre hierba (Stuttgart y Queens).

Brown: "No tenía nada que perder. Ante Rafa tienes que jugar y emplearte al máximo"

Pese a su triunfo en Alemania hace poco más de tres semanas, no parece Rafa sentirse cómodo sobre la hierba londinense, donde ha sido eliminado los últimos tres años en segunda ronda, primera ronda y cuarta ronda, respectivamente.

El excéntrico Brown, que llegó al cuadro principal del All England Club tras pasar las rondas previas, ya había derrotado al ganador de 14 'grandes' en su único enfrentamiento previo: sobre el pasto del torneo de Halle el pasado año (6-4 y 6-1).

"Venir de la previa y jugar en la pista central, donde no había estado antes, es maravilloso. Pensé que iba a notar los nervios, pero este encuentro fue similar al de Halle", afirmó un emocionado Brown tras el choque.

"No tenía nada que perder. Ante Rafa tienes que jugar y emplearte al máximo. He tenido la suerte de enfrentarme a él sobre hierba, mi superficie favorita. Desde luego, no querría que jugáramos en ningún otro sitio", declaró.

Este 'rastafari' de 196 centímetros de estatura, admirador de Bob Marley, de quien tiene un tatuaje en el costado izquierdo, desarmó a Nadal con un juego efectivo en su superficie preferida: servicio y volea, servicio y volea, servicio y volea.

Así fue, durante más de hora y media, todo el encuentro de un Brown exultante, al que le entraba todo (77 % de puntos retenidos con su primer servicio, que se elevó a un 80 % y a un 89 % en el tercer y cuarto set).

El primer juego del partido, el choque que cerraba la pista central en la cuarta jornada de Wimbledon, fue un presagio de lo que iba a ser el partido: en blanco para el alemán, con tres subidas a la red y sus correspondientes voleas, y un saque directo.

Mientras a Brown le entraba todo, Rafa no conseguía superar los casi dos metros de su rival cuando este subía a la red con su clásico 'passing shot', desaparecido hoy.

El de Manacor mejoró ligeramente su tenis en la segunda manga, pero esta mejoría fue un mero espejismo, y Brown cerró el partido en su tercer "match point" con un contundente 6-4 y 6-4 en los dos últimos sets.

Así, el manacorí, al igual que sucedió en las últimas temporadas en Londres, se despide del "major" británico a las primeras de cambio ante rivales de menor entidad, clasificados en el puesto 100 de la ATP o menor.

Un año después le tocó el turno a Darcis: el belga, 135 de la ATP, se deshizo de un pobre Nadal en tres sets; mientras que el pasado curso fue el joven e irreverente Kyrgios, entonces de 19 años, el que apeó al español, quien en ese momento lideraba el ránking mundial.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba