Más de una docena de corredores del exequipo holandés confiesan por carta

Ciclismo, la gran mentira: "De 1996 a 2012, Rabobank funcionó con dopaje"

La confesión de Arsmstrong ha destapado definitivamente la mentira del ciclismo. El norteamericano habló de dopaje generalizado y los testimonios de que así era se multiplican a diario. El último, el de más de una docenas de corredores del Rabobank.

Doce ciclistas que pertenecieron al Rabobank, equipo ya desaparecido, han enviado una carta al periódico holandés NRC Handelsblad en la que afirman que el dopaje ha sido práctica habitual en su escuadra durante 16 años: desde 1996 hasta 2012, año en que el banco patrocinador dejó de poner dinero y Rabobank desapareció.

De esa docena de corredores, solo uno se ha reconocido públicamente como firmante de la escandalosa misiva: Thomas Dekker. "Era sencillo ser influido, el dopaje estaba extendido. Nadie se oponía. El dopaje era corriente y una manera de correr para numerosos compañeros y para mí. El dopaje formaba parte del oficio", asegura Dekker, suspendido en 2009 tras admitir haber tomado EPO.

Thomas Dekker: "El dopaje era corriente y una manera de correr para numerosos compañeros y para mí. El dopaje formaba parte del oficio"

“Pensaba que las transfusiones sanguíneas eran la vía hacia el éxito. Todos los grandes corredores lo hacían”, añade el corredor holandés, actualmente en el Garmin-Barracuda, que también asevera haber recibido “bolsas de sangre tres veces".

El Rabobank contrató a varios ciclistas españoles, Óscar Freire, Juan Antonio Flecha, Luis León Sánchez o Pedro Horrillo, pero no ha trascendido si alguno de ellos es firmante de la mencionada carta.

Tampoco se sabe si en la carta figura la rúbrica de Danny Nelissen, otro exciclista holandés que ha confesado que usaba EPO para doparse cuando militaba en el Rabobank durante su participación en el Tour de Francia de 1997.

Según dice Nelissen, fue el propio equipo Rabobank el que empezó un programa de dopaje que ya comenzó a organizarse en el Tour de 1996. Ese mismo año, el equipo holandés empezó a utilizar sustancias ilegales debido a su discreto comienzo de temporada. "Fuimos ridiculizados, humillados. Teníamos que hacer algo", declaró.

Nelissen afirmó que la EPO fue suministrada por el médico del equipo, Geert Leinders, en los Tour de Francia de 1996 y 1997. Leinders trabajó al servicio del Sky Team a tiempo parcial durante 2011 y 2012, pero fue despedido por el equipo a final de la temporada pasada. Antes ya había mostrado públicamente su política de "tolerancia cero" con el dopaje.

El exciclista holandés aseguró que nunca tuvo que comprar EPO para sí mismo y que no vio a ningún otro compañero de profesión inyectarse esta sustancia. "Lo hacíamos a solas, con el médico del equipo", dijo.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba