Anna Tarrés habló en 'Onda Cero'

"Hay una campaña de acoso; niego que haya maltratado a mis chicas"

La ex seleccionadora española de sincroniada, Anna Tarrés, ha demandado al presidente de la RFNE, Fernando Carpena, a quien ve como responsable de la carta de quince ex nadadoras en la que se le acusa de abusos y vejaciones. En una breve conversación con Marca.com, Tarrés asegura que hay una campaña contra ella y anuncia que el lunes hablará. 

Anna Tarrés ha decido emprender acciones legales contra la Federación Española de Natación y su presidente, Fernando Carpena, según ha adelantado 'El Mundo Deportivo'. La entrenadora ha explicado a Mundo Deportivo que presentará “demanda de tutela de derechos fundamentales contra la Federación y contra Fernando Carpena”, a quien señala como el responsable de todo el denominado 'caso Tarrés' que tanto ha dañado su imagen.

Al igual que aseguró una información del diario 'Marca', Anna Tarrés ve a Fernando Carpena como responsable de la carta que han emitido quince ex nadadoras, en la que le acusan de supuestos abusos y vejaciones sufridos bajo su disciplina. La ex seleccionadora pedirá, además, una compensación económica por todo los daños que le ha ocasionado esta polémica.

La ex seleccionadora habló en el programa 'Al Primer Toque' de 'Onda Cero', y fue contundente. "No, nunca he dicho a nadie que se trague su vómito. No soy consciente. Nunca he maltratado a mis chicas, jamás". "Estoy muy triste. Con todo lo que está pasando se está matando a la natación sincronizada y eso es una pena. Me apena que tiren al traste 15 años de trabajo". 

Tarrés confirmó la demanda al presidente de la Federación Española, Fernando Carpena: "Hago una demanda porque hay una campaña de injurias y calumnias en los últimos días y debo defenderme de esto. Se está intentando dañar mi credibilidad. Si me han cargado con dos medallas, hay algo detrás de todo esto...Demando porque tengo que defenderme contra la Federación y contra Carpena. Hay injurias y calumnias contra mi persona de forma de desproporcionada. Tengo que defenderme. Se está dañando mi honor y mi persona. Creo que sí están detrás de la carta acusadora. He venido con dos medallas y me han fundido. Hay algo detrás de todo esto", afirmó de forma tajante.

La situación hace que ahora esté muy triste. Es una sorpresa. No salgo de mi asombro. Veo que quince años de trabajo se tiran al traste en un solo día. Las actitudes se transmiten y son contagiosas. Las buenas se propagan y las malas son un cáncer y matan. Se está matando a la natación sincronizada".

"He desarrollado un talento con este deporte. He disfrutado con un grupo humano e innovar y ser distintos. He intentado hacer crecer a muchachas. Por eso estoy estupefacta. Es como si estuviera en un sueño. Es difícil de digerir. Sólo he intentado hacer mi trabajo bien.Empecé a los 11 años con esto. Comencé como nadadora. Fui precoz y en el 88 ya era entrenadora. Todo ese esfuerzo individual y colectivo se lo quieren cargar. Habíamos conseguido muchas cosas con un equipo tan joven. De las mejores hemos pasado a lo peor de lo peor", aseguró.

"Yo nunca he llamado despectivamente gorda a nadie. Sí que hay que ponerse en plan o a dieta porque estamos 'gordis' porque perjudica al equipo. Un saludo normal es: 'hola gordi qué tal estás'. Fuera de contexto está todo mal visto. Nunca me he dirigido así de forma despectivamente a una nadadora. En 15 años me he podido cabrear en alguna ocasión". "Soy así de exigente. Habló con un tono y un ímpetu por encima de la media. Vale la pena ser así lo que vale para luchar por las medallas. No todos valemos para estar en el alto rendimiento. Se ha intentado crecer y aprender con mucha paciencia. Cuando llegué no nos comíamos ni un rosco. Me ha enseñado mucha gente para poder sacar una medalla. Hemos tenido días felices y otros más crudos. De esto al maltrato hay un mundo. Niego rotundamente que haya maltratado a alguna de mis chicas", añadió.

"Algunas nadadoras no sabía que habían estado conmigo. Algunas sólo estuvieron preseleccionadas. A algunas ni las conocía. Sólo algunas estuvieron en la absoluta. Una de ellas estuvo en la temporada 1999-2000. No son superélite. Me he tenido que informar porque a algunas no las conocía. Una cosa es que a algunas no les hiciera caso porque estaba centrado en la competición de dúo pero otra es el maltrato. Es mentira que yo haya tapado un doping. Siempre les dije que tenían que estar disponibles en cualquier momento y se han hecho controles cada poco tiempo. Tendré que acabar en el juzgado contra el que me acuse".

Respecto a la acusación de haberse llevado dinero por las becas ADO, Tarrés también se defendió. "Estos es rotundamente falso. No puedo dirigir nada de las becas ADO. Yo las distribuyo. Si alguien se ha quedado dinero, ha sido la Federación porque ese dinero no pasa por mis manos.

"Le diría a Paola Tirados que me sabe todo muy mal y que se acuerde de los buenos momentos.Le ha estado haciendo regalos a mi hija todas las navidades durante los cuatro primeros años. Luego fue cambiando a raíz de sus lesiones. No entiendo cómo se pueden deteriorar las relaciones. Yo nunca le he quitado una medalla a Paola Tirados. No estaba para las medallas en el campeonato al que se refiere. Se produjo una sensación extraña. No quería subir al podio porque no se la había ganado. Entonces pactamos regalar una medalla a la doctora (tenía cáncer) al habernos clasificado para los Juegos en primer lugar. Me la encontré en el pasillo y le dije que me haría ilusión que cedieras la medalla. Y me dijo, 'quédatela'. Al final, me quedé yo la medalla porque otra compañera se la había dado antes a la doctora. Esa medalla está en la Federación. Se la dí al presidente en una gala en Madrid", concluyó.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba