Deportes

El australiano Matthews gana la tercera etapa de La Vuelta y es líder por delante de Quintana y Valverde

Michael Matthews (Orica GreenEdge) se impuso este lunes al sprint en la tercera etapa de la Vuelta a España con un ascenso rapidísimo a Arcos de la Frontera, localidad a la que se llegó tras recorrer 197,8 kilómetros desde Cádiz, en el que superó a Daniel Martin (Garmin) y a un Giampaolo Caruso (Katusha) que se quedó sin aliento en los metros finales para auparse además al liderato en detrimento de Alejandro Valverde (Movistar).

Una jornada muy dura debido al calor que provocó mucho cansancio en un grupo que rodó rapidísimo en los kilómetros finales. Una vez atrapado el último superviviente de la escapada, Lluis Mas (Caja Rural), y neutralizado cualquier intento de fuga en solitario como el de Adam Hansen (Lotto-Belisol), la lucha fue aguerrida por llegar el primer a las duras rampas de la localidad gaditana.

Pese al trabajo del Katusha en busca de la victoria de Caruso, y a que el italiano fue el primero en llegar arriba del muro de Arcos, finalmente el premio lo recogió Matthews al seguir la rueda del irlandés Martin y ser el más veloz en el sprint final, ya con Caruso fuera de punto. Así, el Orica vio como su gran trabajo al largo de la jornada se veía recompensado.

Además, el australiano es el nuevo 'maillot rojo' de la ronda española en detrimento de Alejandro Valverde (Movistar), que no entró en cabeza sino en el segundo grupo, a siete segundos de Matthews. Con la bonificación y esta pérdida, el murciano deja un día después de hacerse con él el 'maillot' de líder.

El resto de candidatos a la victoria entraron juntos en el primer grupo, como 'Purito' Rodríguez (Katusha), tercero y con bonificación, o los Froome (Sky), Urán (Omega), Quintana (Movistar) o Contador (Tinkoff). El rápido ritmo y la cantidad de ciclistas en cabeza propició el corte entre varios grupos.

Ahora Matthews es líder con cuatro segundos de ventaja sobre Nairo Quintana y once segundos respecto a Valverde. El Movistar todavía tiene a sus dos líderes cerca de la cabeza y siendo los mejores dentro de los candidatos a ganar la Vuelta, pero no ha sido un día tranquilo para el equipo español, pues vio como Adriano Malori y Jonathan Castroviejo se iban al suelo en un enganchón con el asistente que les proveía de bebida.

Lejos de algún 'pinchazo', el protagonista negativo de la jornada ha sido el calor, rondando los 40 grados durante buena parte de la etapa, que empezó de lo más original e inédito. El buque insignia de la Armada española, el portaaviones Juan Carlos I, escupió al pelotón desde el muelle de Cádiz en la salida neutralizada.

De cara a este martes, la cuarta etapa tendrá lugar entre Mairena del Alcor y Córdoba sobre 164,7 kilómetros. El Alto de San Jerónimo y el Alto del Catorce por Ciento, de tercera y segunda categoría respectivamente, serán los escollos del día, sobre todo la última subida pues está a unos 25 kilómetros de la meta en Córdoba y podría romper la carrera y evitar una lucha entre los sprinters por el triunfo.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba