Deportes

"Me parecería una cobardía tomar una decisión en caliente para contentar a todo el mundo"

El presidente de la Federación Española de Baloncesto (FEB), José Luis Sáez, emplaza a noviembre para tratar el futuro del seleccionador nacional, Juan Antonio Orenga, pese a confesar su "grandísima decepción" por la eliminación en los cuartos de final de la Copa del Mundo contra Francia, explicando que sería "una cobardía absoluta tomar una decisión en caliente para contentar a todo el mundo".

En una larga rueda de prensa que se alargó 45 minutos, el presidente compareció en un hotel madrileño arropado por el presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), Miguel Cardenal, y por la plana mayor de la federación, lamentando que cuando tiene que comparecer "siempre es por algún tema conflictivo".

"No existe decisión. Sería lo más cómodo. Es una falta de respeto tomar una decisión sin evaluar todo lo que ocurre. La de Juan (Orenga) y la de todos, desde arriba hasta abajo. Me parecería una cobardía absoluta tomar una decisión en caliente para contentar a todo el mundo. Admito que puedo estar equivocado, pero debo seguir siendo coherente con mis procedimientos. Mientras les guste a los que me han votado...", advirtió.

En este sentido, Sáez explicó que "habrá que sacar las reflexiones pertinentes en su momento", ya que "la federación es una estructura deportiva que no se mueve por los resultados". "Analizaremos las cosas a su tiempo como siempre me ha gustado desde aquí y se tomarán las medidas que haya tomar. Nuestra temporada acaba con el Mundial de chicas -que concluye el 5 de octubre-. A partir de ahí hacemos una valoración completa y hacemos el diseño de lo que queremos para el periodo 2015-16. En noviembre haremos la planificación con tranquilidad total", aclaró.

Sin embargo, adelantó que no ha "hablado nada de dimisiones". "No es el momento. Simplificar los temas y focalizarlos sería un error. Si la focalización mía fue Orenga no sería justo y sí un cobarde. Y trato de ser justo y no un cobarde. Para mí sería más cómodo y normalmente no he hecho cosas cómodas en mi gestión", recalcó.

Pese a que este "mazazo duro y en casa" de la eliminación ante Francia es "uno de los dos peores momentos" que ha vivido como presidente -junto con la no clasificación del equipo femenino para los Juegos Olímpicos-, se negó a hablar de "fracaso por respeto a los jugadores". "Sí de mucha decepción o mucha frustración", concedió antes de analizar los últimos días de la selección, marcados por el fugaz viaje de Marc Gasol a Barcelona o por las palabras de Juan Carlos Navarro hablando de falta de preparación.

"Hay temas excepcionales como el nacimiento de una hija. La responsabilidad de las personas de las que estamos hablando está fuera de toda duda. Si alguien pensar que eso puede minar la concentración no habría que decírselo, lo haría. El régimen interno siempre está en manos del entrenador, como ha ocurrido siempre. Yo no soy el seleccionador aunque lo digan, sólo soy el presidente", apuntó en el caso de Marc Gasol.

Respeto a Navarro, desveló que el capitán "explicó después a sus compañeros y a Juan" sus palabras posteriores a la derrota ante Francia. "En caliente todos decimos algo y pensamos que podíamos haber arreglado algo. Si hubiéramos metido algunos tiros nadie estaría hablando de mala preparación. Después de una decepción importante todos podemos decir cosas; cuando reflexionas, matizas o corriges. Navarro no se focalizaba en los técnicos, el equipo es mucho más largo que los que están sentados en el banquillo. Si lo ha aclarado internamente, no creo que tenga problema en anunciarlo públicamente", reflexionó.

Por otra parte, reveló que Orenga "tampoco pudo dormir" la noche posterior a la eliminación y que el seleccionador le llamó al día siguiente para ver "cómo se daban explicaciones". Sáez le contestó que "no era el momento" y que lo que debían hacer era "desintoxicarse de esta situación" antes que nada.

Pensando ya en el futuro, el mandatario dijo que de esta "crisis" hay que salir "más fuerte", ya que el baloncesto español tiene "esa fortaleza". "Y vamos a competir. Tenemos la suficiente fuerza para volver a liderar el baloncesto y nuestro deporte. Voy a seguir trabajando con esa ilusión", manifestó, reiterando que "ya llegará el tiempo para pensar en 2015".

"No pongamos primero los nombres y luego las estructuras, que es algo muy típico de este país. Yo quiero mandar un mensaje de ilusión en el futuro. Nos hemos caído, pero ya estamos levantándonos y vamos a trabajar con la máxima ilusión posible. ¡Qué cobardía sería tomar una decisión rápida ahora! No he hecho cosas cómodas en mi gestión y voy a seguir en esa línea", recordó.

Además, Sáez también reveló que ningún jugador de la selección le ha dicho que quiera abandonar el equipo nacional. "Igual que escuché a algunos en Pekín o en Londres decir que iban a dejar la selección, no se lo he escuchado ahora. Ojalá podamos conseguir el objetivo de que estén en Rio", deseó, antes de alabar el compromiso de los internacionales durante todos estos años.

"Llevo 17 campeonatos desde que entré en la federación como vicepresidente y con muchos de estos jugadores llevo desde que entré. En ninguna selección he visto ese grado de compromiso, ese sentir que la selección es su equipo. Nadie en ningún país ha podido disfrutar de tanta gente, durante tiempo y con tanta continuidad. El mayor palo es para ellos", concluyó.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba