Cultura

La periodista Ana Castañón sobre su primer libro: “No es otra novela sobre la guerra civil”

Dejar las cosas en sus días es la novela con la que la asturiana ha debutado este verano de la mano de Alfaguara. Es el primero de una trilogía sobre la  Asturias del siglo XX.  

La periodista Ana Castañón sobre su primer libro: “No es otra novela sobre la guerra civil”
La periodista Ana Castañón sobre su primer libro: “No es otra novela sobre la guerra civil”

La periodista asturiana Laura Castañón (Mieres, 1961) se estrena en el panorama literario con la novela Dejar las cosas en sus días (Alfaguara), una novela coral, tejida de personajes entrelazados, saltos en el tiempo, e inscrita en la tradición de las sagas familiares. Una historia de la que se sirve Castañón para recrear y reconstruir  la historia de España del siglo XX a través de las estampas mineras de la Asturias del Marqués de Comillas.

En sus páginas, Castañón cuenta la historia de Aida, una periodista de unos cuarenta años que desea encontrar los restos de su abuelo, asesinado durante la Guerra Civil. Es aquí cuando el lector para y piensa, para retruécano de Isaac Rosa. “¿Otra maldita novela de la Guerra Civil?”. Sí y no. Sí porque hace un guiño al tema como gancho para la anécdota principal y no porque la novela se vuelve, a su manera, autónoma. “No es una novela de la guerra civil. Es una novela sobre emociones”, dice, no muy original, su autora.

Teniendo el pasado como principal motivación, Aída, el personaje principal de Dejar las cosas en sus días (Alfaguara), reconstruye la historia de su familia, los Montañés, y lo hace desde que se afincaron en Asturias a principios del siglo XX para trabajar en las explotaciones mineras del marqués de Comillas, signo inequívoco del progreso  industrial en un entorno agitado por el movimiento obrero.

Todo ocurre alrededor de un conflicto esencial en la historia: el debate entre quienes piensan que es mejor dejar las cosas en sus días y el empeño de Aida por recuperar y dignificar el pasado al amparo de la apertura de fosas comunes previo a la aprobación de la Ley de Memoria Histórica. Mientras emprende esa búsqueda, Aída entabla una relación con Bruno Braña, un actor con el que mantiene un romance  y que comparte con ella la inquietud por desentrañar la propia identidad.

La historia desarrolla el debate entre quienes piensan que es mejor dejar las cosas en sus días y el empeño de Aida por recuperar y dignificar el pasado.

Esta novela, ha dicho Castañón, pretende ser un libro riguroso. Y así procuró que fuera, a juzgar por la cantidad de material y documentación que dice haber consultado. “ He escrito esta novela como una lectora. Odio la falta de rigor. Al moverme en un territorio de pasado, era imprescindible conocer todo”, dice a través del teléfono, en su casa en Asturias, la autora.

Laura Castañón dirige talleres literarios e imparte cursos de Creación Literaria, Literatura y Comunicación desde mediados de los años ochenta, comenta que Dejar las cosas en sus díases el  primer volumen de una trilogía que pretende avanzar en esta especie de historia asturiana del siglo XX. “No pensaba hacer la trilogía. Pero a medida que iba escribiendo, me di cuenta de que las cosas iban cobrando vida, que tenía la opción de hacer algo casi eterno o ir distribuyendo las cosas. La segunda parte estoy escribiéndola, la tercera la tengo  en la mente”.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba