Cultura

Los 70 años de Robert De Niro: De Travis Bickle a Bernard Madoff

Sus personajes han sido míticos: Desde el conductor de Taxi Driver, el Vito Corleone de El Padrino II o el Jack la Mota de Toro salvaje hasta Bernard Madoff, a quien interpretará para una producción de HBO. Hoy, 17 de agosto, el mítico actor cumple 70 años.

Ha sido sacerdote, mafioso, boxeador, criminal vengativo, taxista… Robert De Niro lo ha interpretado todo, o casi todo. Y lo ha hecho siempre con fuerza, carácter y fibra. Hoy, este actor nacido en el en Greenwich Village del fruto de un matrimonio de artistas,  cumple 70 años de los cuales 50 los ha dedicado por completo a actuar.

Con apenas 20 años, en 1963, De Niro hace su primera intervención cinematográfica junto al director Brian De Palma en la película The Wedding. Esta sería la primera de una larga cadena de colaboraciones De Palma, director con el que entabló una gran amistad. Durante los años 60, hizo varios trabajos en el teatro, y en 1965 trabaja como extra en la película francesa Trois Chambres À Manhattan. En 1968, volvió a ser contratado por Brian De Palma e hizo su debut en el cine con la película Saludos.

Justamente a través de De Palma, Deniro entra en contacto con  Martin Scorsese y participa en la en la película Malas calles. De la buena relación entre ambos directores nacerían películas como  Taxi Driver (1976), New York, New York (1977), Toro salvaje (1980), El rey de la comedia (1983), Goodfellas (1990), El Cabo del Miedo (1991) y Casino (1995).

Ganador de dos premios Óscar por su actuación en las películas Toro salvaje (mejor actor) y El padrino II(mejor actor de reparto), De Niro comenzó a ser ampliamente conocido por sus papeles de personajes conflictivos y turbulentos.

El trágico Travis Bickle de Taxi Driver (1976), el veterano de Vietnam de El Cazador (1978) y, sobre todo, su mítico Jack La Motta de Toro Salvaje (1980) conforman la mejor muestra de lo que fue su gran aportación: personajes violentos y atormentados, con los que se comprometía a fondo, aplicando las lecciones aprendidas en el Actor's Studio.

Si para prepararse el papel de Travis trabajó tres meses como taxista en Nueva York, en Toro Salvaje ganó casi 30 kilos para meterse en la piel del boxeador retirado y en El Padrino II (1974) se refugió en Sicilia para aprender italiano con el acento que requería su Vito Corleone.

Fue en los ochenta cuando demostró por primera vez su faceta cómica en El rey de la comedia (1982) o se puso en la piel de Al Caponeen Los intocables de Eliot Ness (1987). En la década siguiente siguió acumulando reconocimientos por papeles como el mafioso Jimmy Conway de Uno de los nuestros (1990), el catatónico paciente de Robin Williams en Despertares (1990) o el vengativo Max Cady de El cabo del miedo (1991).

También por esa época se estrenó en la dirección, una hasta ahora breve carrera que empezó con Una historia del Bronx (1993) y que retomó en 2006 con El buen pastor, de la que varias veces ha anunciado secuelas que hasta ahora no han visto la luz. Y es que sus prioridades cambiaron con el cambio de siglo y los atentados del 11-S, cuando De Niro se volcó en la creación del Festival de Cine de Tribeca para tratar de revitalizar el sur de Manhattan.

La necesidad de fondos para financiarlo le empujó a embarcarse en una serie de proyectos que le reportaran ganancias y cuyo perfil era estrictamente comercial: aceptó papeles como el del  suegro insoportable de Ben Stiller en Los padres de ella (2000) y su segunda parte, Los padres de él (2004), pero también firmó trabajos mucho más cuestionados como Las aventuras de Rocky y Bullwinkle (2000) o Showtime (2002), entre otros.

En los últimos tiempos, el otrora "toro salvaje" ha dejado patente su predilección por las comedias, y con una de las más recientes, El lado bueno de las cosas (2012), volvió a las candidaturas de los Óscar, aunque el suyo se lo llevó finalmente Christoph Waltz.

Comedia también es la que estrenará este otoño de la mano de Luc Besson, con Michele Pfeiffer como esposa, The Family, en la que vuelve a interpretar la variante de mafioso cómico que tan bien le funcionó en Una terapia peligrosa (1999), o  Last Vegas, una versión sexagenaria de Resacón en las Vegas, que le reunirá en la ciudad del juego con Morgan Freeman y Michael Douglas y cuyo estreno en España está previsto para enero de 2014.

También volverá al boxeo en Grudge Match, junto a Silvester Stalone, y compartirá créditos por cuarta vez con Meryl Streep en The Good House, aunque uno de los proyectos que más interés ha despertado es el que prepara para el canal de televisión HBO sobre la vida del exfinanciero Bernard Madoff, condenado a 150 años de cárcel por la mayor estafa de la historia.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba