El Buscón

¿Fulminará Zarzuela al abogado amigo de Juan Carlos I en pleno pleito por la paternidad?

    

El rey emérito se enfrenta a un pleito por paternidad en el Tribunal Supremo.
El rey emérito se enfrenta a un pleito por paternidad en el Tribunal Supremo. EFE

Malos tiempos para el rey emérito, Juan Carlos I. No parece que quien hoy corta el bacalao en Zarzuela, es decir su hijo, Felipe VI, esté por la labor de socorrer al monarca jubilado. A la conocida frialdad en Palacio tras conocerse que el Supremo ha admitido a trámite una demanda por paternidad se puede sumar, en las próximas semanas, el adiós al abogado y amigo del rey saliente. Nos referimos a José Manuel Romero Moreno, conde de Fontao. Desde hace años, este hombre presta servicios de "asesoría jurídica" a la Corona y percibe 72.000 euros por ello. Sin embargo, este servicio puede haberse acabado para siempre, según las fuentes de este Buscón travieso. 

Ahora, más que nunca, una vez convertida su inviolabilidad en un mero aforamiento, Juan Carlos I necesita ayuda jurídica para enfrentarse a su pleito en el Supremo. De hecho, este fin de semana trascendía que Zarzuela no va a pagar el letrado al rey emérito y, asimismo, se destacaba que en la web de la institución se dice que el contrato del conde expiró el 31 de diciembre del pasado año. Será él mismo quien se tenga que buscar abogado. Y justo en las próximas semanas, a principios de febrero, se darán a conocer los datos de ejecución presupuestaria de la Casa del Rey en 2014 y, ya de paso, se publicarán los contratos que ha decidido mantener en vigor el nuevo monarca.

Verlo para creerlo...

¿Se renovará al amigo de Juan Carlos o dejará de colaborar con la Casa? La cosa es que personas muy bien informadas en Zarzuela comentan que la decisión de Felipe VI ha sido, y de hecho así se conocerá en un par de semanas, prescindir de José Manuel Romero Moreno como asesor. En otras palabras, fulminar al letrado de su padre cuando éste más necesita de su quehacer jurídico para evitar los problemas de la prueba del ADN. Habrá que verlo para creerlo, en todo caso, porque es difícil imaginar que, a pesar de la mencionada frialdad sobre este caso, el nuevo rey vaya a dejar a su progenitor a los pies de los caballos en un asunto tan delicado.

Claro que, pase lo que pase con el conde de Fontao y su contrato en Zarzuela, también es posible que antes en el Supremo se aproveche algún vericueto legal para evitarle problemas a Su Majestad. Sería una pena para la presunta hija del monarca, Ingrid Sartiau, quien, como ya dijo en su entrevista con Vozpópuli, está "muy emocionada" por la mera posibilidad de conocer a su presunto padre. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba