El Buscón

Cascos quiere llevar a Cherines, su niña mimada, a la Presidencia de Asturias

Si Podemos le falla al PSOE en el Principado, el líder de Foro se reconciliará con su viejo partido

Francisco Álvarez Cascos, junto a Mercedes Fernández.
Francisco Álvarez Cascos, junto a Mercedes Fernández. EFE

Javier Fernández se las prometía felices para seguir gobernando el Principado de Asturias con el apoyo de Foro, la formación que lidera Francisco Álvarez Cascos, pero sus aspiraciones se le torcieron este viernes al descubrir que éste último cambió a última hora y sin previo aviso de pareja de baile. Para Fernández, que ya tenía casi todos sus cargos repartidos, ha sido un suplicio, ya que era uno de los barones emergentes del PSOE, como se demostró en la reciente proclamación de Pedro Sánchez como candidato, acto en el que su discurso provocó mucho mayor entusiasmo que el del líder socialista.

¿A quién beneficia el giro de Álvarez Cascos? Pues ni más ni menos que a Cherines, su protegida desde los tiempos en que él ejercía como general secretario en el PP, ella era diputada en el Congreso y su relación era tan próxima y afable que destapó todo tipo de comentarios en las filas parlamentarias de su grupo. Antes de su paso por Madrid durante dos legislaturas, María Mercedes Fernández González, se ganó la vida como concejala de Gijón, su ciudad natal, y presidió el partido en esta ciudad. Con posterioridad a su experiencia madrileña, en la que Álvarez Cascos la sirvió de guía, José María Aznar la convirtió en delegada del Gobierno en Asturias y en síndica de cuentas del Principado. Más tarde, se produjo un divorcio, motivado por la ruptura de Cascos con el PP y el montaje de Foro, y ahora parece haber llegado la etapa de la reconciliación.

En esta última tiene todas las de ganar Cherines, ya que el socialista Javier Fernández, aunque va a intentarlo, tiene escaso margen para pastelear con Podemos y convencerle de que le regale el Gobierno regional, teniendo en cuenta que desde el principio ninguneó a la organización de Pablo Iglesias. En la votación registrada el viernes en el Parlamento regional, PSOE y PP quedaron empatados y ahora Álvarez-Cascos parece decantarse por llevar bajo palio hasta la Presidencia de esta comunidad a la que en el Congreso se conocía como su niña mimada, si Podemos le hace a los socialistas un corte de mangas. El pasado 24 de mayo, Fernández encabezó la lista más votada, con  14 diputados, seguida del PP, con 11, de Podemos, con nueve, de Izquierda Unida, con cinco y de Ciudadanos, con tres.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba